La compañía americana Intel se anima a fabricar equipos enteros y nos ha sorprendido con este convertible. Es un híbrido entre un ordenador ultraportátil y un tablet. No es el primero que cree que a una tableta le caben más cosas, como ya nos había demostrado Asus con sus Padfone o el Eee Pad transformer. Sin embargo, este parece un equipo más profesional, aunque con un punto de diseño muy interesante.

Cuenta con un monitor de 12,1  pulgadas, con lo que se convertiría en uno de los mayores tablets, si no el mayor del mercado. Excepto por un pequeño inconveniente, que no es una tableta. Levantamos el monitor, lo giramos y, ¡voilà! ahora tenemos una laptop en toda regla. Con un procesador Trail Atom Z670 de 1,5 Ghz, Wiindows 7 y otras sutilezas.

No nos queda claro si Intel ha decidido diversificar el negocio en vista de que pierde terreno fabricando procesadores. O si sólo se trata de un prototipo, con el que intentan que las marcas se interesen por las posibilidades de sus chips. En cualquier caso, tiene muy buena pinta, sobre todo por la versatilidad. Eso sí, no podemos esperar que sea el tablet más ligero del mercado, o el ordenador más potente.

El equipo se ha expuesto en la feria de informática de Taipei Computex 2011. Todavía le quedan varios días, por lo que no sería extraño que conozcamos más detalles, o más sorpresas en los próximos días. Si se ha enamorado del diseño y quiere uno ya, sentimos decirle que no ha habido por parte de Intel ninguna información al respecto del precio o de la disponibilidad.


Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,