Los miembros más pequeños de la familia Galaxy de Samsung está formada por los Samsung Galaxy Mini y Samsung Galaxy Ace. Y es que no todos los usuarios necesitan una gran pantalla o un procesador de última generación, para sacarle partido a un smartphone en el día a día. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre estos dos terminales basados en el sistema Android de Google? Veamos a continuación una comparativa entre las características técnicas de los pequeños Galaxy de Samsung y así, posteriormente, poder elegir el modelo que más interese dependiendo de las necesidades del consumidor.

Diseño y pantalla

Para empezar, hay que tener en cuenta que no estamos ante móviles avanzados de gran tamaño como puede ser Samsung Galaxy S II. Pero esto no impide que ambos modelos funcionen a la perfección. Mientras Samsung Galaxy Mini es un móvil avanzado con unas dimensiones menores a Samsung Galaxy Ace, éste último tiene un grosor menor al primero (11,5 milímetros frente a 12,1 milímetros). Este aspecto se notará en la comodidad a la hora de llevarlo en el bolsillo del pantalón. Aunque por culpa del tamaño en general, Samsung Galaxy Ace es más pesado que Samsung Galaxy Mini (113 gramos frente a 104 gramos).

En lo que respecta a la pantalla, Samsung Galaxy Ace vuelve a ganar, tanto en tamaño como en resolución máxima. Este modelo posee un panel de 3,5 pulgadas con una resolución de 320 x 480 píxeles frente a las 3,14 pulgadas y resolución de 320 x 240 de Samsung Galaxy Mini. Eso sí, ambos paneles son multitáctiles capacitivos, por lo que el usuario podrá hacer gestos sobre ella como hacer zoom sobre imágenes o páginas de Internet con varios dedos.

Potencia y memoria

Otro de los aspectos que puede interesar al consumidor es el saber qué potencia tienen ambos modelos. Para empezar, el pequeño Samsung Galaxy Mini tiene en su interior un procesador con una frecuencia de reloj de 600 MHz. Por su parte, Samsung Galaxy Ace posee un procesador con una velocidad de 800 MHz. Pero es que, además, éste último puede reproducir contenido Flash desde el navegador del terminal, aspecto al que Samsung Galaxy Mini debe renunciar por culpa de su potencia y plataforma en la que está basada.

En lo que respecta a su memoria interna, los dos modelos tienen 150 MegaBytes de almacenamiento interno y que podrá aumentarse con el uso de tarjetas de memoria en formato microSD de hasta 32 GigaBytes más.

Cámara de fotos

Los futuros compradores de cualquiera de los dos móviles avanzados de Samsung y que sean aficionados a la fotografía, se estarán preguntando acerca de la cámara de fotos que se integra en ambos modelos. Pues bien, Samsung Galaxy Mini posee una cámara de tres megapíxeles mientras que  Samusng Galaxy Ace tiene una de cinco megapíxeles a lo que debemos sumar un flash integrado de tipo LED que mejorará la calidad de los resultados en situaciones donde la luz no acompaña demasiado. En lo que respecto a la grabación de vídeos, los dos terminales puede capturar clips de vídeo en una resolución máxima QVGA (320 x 240 píxeles)a 15 imágenes por segundo.


Sistema operativo

Los dos terminales de Samsung han apostado por los iconos de Google en su versión Android 2.2 también conocido como Froyo. Por lo tanto, los usuarios de los dos móviles tendrán acceso a todas las aplicaciones de la tienda Android Market para poder sacarle el máximo rendimiento a su terminal. Además, la interfaz de ambos modelos es cosecha propia de Samsung con su Samsung TouchWiz, dándole así una apariencia muy agradable al uso con accesos directos a diferentes aplicaciones y que el consumidor podrá personalizar a su gusto.

Conectividad

Por último, tocaremos el tema de conexiones, tanto con cables como sin ellos. Cualquiera de los dos modelos no defraudará al consumidor. Y es que, si lo que busca el consumidor es navegar por  páginas de Internet o consultar las redes sociales del momento, no tendrá problemas gracias a conexiones como WiFi de alta velocidad así como el poder hacer uso de la banda ancha móvil (redes 3G).

Por otro lado, si se quiere escuchar música con los dos terminales usando auriculares sin cables, lo podrá hacer gracias a su módulo Bluetooth estéreo. Además, tanto Samsung Galaxy Ace como Samsung Galaxy Mini pueden funcionar como navegadores GPS dedicados con el receptor integrado y el uso de Google Maps o cualquier programa de navegación que se descargue de la tienda de aplicaciones.

Por otro lado, en la parte de conexiones con cables, los dos móviles de la compañía coreana tiene un jack de audio estándar de 3,5 milímetros para conectar auriculares o altavoces. Por último, también se encuentra un puerto microUSB para sincronizar el contenido de la memoria o tarjeta multimedia con un ordenador, así como el poder recibir futuras actualizaciones usando el software Samsung Kies.

Conclusiones

¿El tamaño importa? Es una de las primeras preguntas que debería hacerse el futuro comprado de cualquiera de estos dos modelos. Si lo que se busca es una pantalla con un tamaño suficiente con la que poder visitar páginas de Internet sin tener que hacer demasiado scrolling (desplazamientos en pantalla) y además es indispensable la reproducción de contenido flash desde el móvil, quizás Samsung Galaxy Ace sea la opción más sensata.

Por lo contrario, si lo que se necesita es estar al tanto de las cuentas de correo electrónico, visitar esporádicamente páginas web o consultar los perfiles en redes sociales, cualquiera de los dos móviles funcionará y hará el servicio muy dignamente.

En definitiva, los consumidores deberán valorar sus prioridades en la compra de un nuevo smartphone y qué aspectos son más importantes, además, de saber a la perfección qué usos serán los que realmente dará al smartphone.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,