Tenía que ocurrir más pronto o más tarde. Tras la salida al mercado de los primeros televisores que no precisan de gafas activas para ver imágenes en 3D, no iba a pasar demasiado tiempo antes de que los usuarios quisieran algo más. No todo el mundo se conforma con estas horrorosas gafas de plástico que reparten a la entrada de los cines 3D, y que te hacen parecer como el hermano pobre de los Blues Brothers.

Por eso LG se ha puesto en contacto con el diseñador británico Giles Deacon para darle una pequeña vuelta de tuerca a las gafas pasivas o polarizadas,  esas que se pueden llevar tranquilamente al cine del barrio, y que no precisan de pilas ni de ningún invento adicional. El diseñador les ha dado un buen baño, les ha incluido ciertos colores, y ha logrado que parecen incluso un complemento elegante. A nadie le importaría llevarla estas gafas por la calle.

Éso sí, hay que recordar que son gafas pasivas, polarizadas. No se pueden utilizar con los televisores que precisan de gafas de obturador. Las que acaban de salir a la venta sólo deberían utilizarse con los nuevos televisores FullHD 3D de LG, aunque un portavoz de la compañía ha confesado con la boca pequeña que también funcionarán con otras pantallas creadas para trabajar con gafas pasivas

Son unos ejemplares multicolores, basados en la precisión de diseño del artista británico. El productor recibe el nombre de Gafas LG Giles, y por el momento sólo van a estar disponibles para todos aquellos que se den un garbeo por Londres. Se venden exclusivamente en los almacenes Selfridges. Al cambio cuestan apenas 22 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,