Desde la americana gsmarena nos llegan nuevos rumores de la siguiente generación del exitoso Samsung Galaxy S II. Al parecer una fuente anónima, que según dicen es de probada fiabilidad, ha filtrado las especificaciones del futuro Samsung Galaxy S III.

Para empezar el último modelo del terminal estrella de Samsung contaría con un procesador Quad-core (cuatro núcleos) a 2 GHz junto con 1,5 GB de RAM. Equiparable ya a algunos portátiles que hay en el mercado. Además contará con una memoria interna de 32 GB ampliable mediante tarjetas microSD para guardar todo lo que se nos ocurra, y seguir teniendo espacio. En teoría contaría también con una pantalla táctil de 4,65 pulgadas. Con la tecnología Super AMOLED III para una presentación muy nítida y realista de las imágenes su resolución sería de 1280 x 1024. Esto lo convertiría en el smartphone con la densidad de píxeles más alta del mercado. La cámara también se vería notablemente mejorada, con un sensor de 10 megapíxeles capaz de grabar vídeo en FullHD 1080p a 60 imágenes por segundo.

Para todo aquel que haya estado al tanto de los últimos lanzamientos del sector, estará claro que de ser cierto todo esto se trataría de una auténtica revolución. Con un cuerpo metálico y 9 mm de grosor, el Galaxy S III contaría también con soporte de NFC, un nuevo protocolo de transmisión de datos para dispositivos muy cercanos entre sí. Esta tecnología, cada vez más presente en los nuevos móviles, tiene un sinfín de aplicaciones, pero sin duda la más interesante es la posibilidad de usar el móvil como monedero y hacer nuestros pequeños pagos cotidianos con un simple toque.

El terminal funcionará con la última versión anunciada del sistema operativo de Google, Ice Cream Sandwich, y TouchWiz 5, la interfaz personalizada de Samsung para Android. Según el informador la compañia planea anunciar el terminal en la Mobile World Congress de 2012, a mediados de año.

Lo cierto es que por más ganas que tengamos de que sea real no son más que rumores, y como siempre hay que cogerlos con cuidado. Es raro por ejemplo que la pantalla tenga una relación de aspecto 5:4, como las televisiones antiguas, cuando ningún otro Android usa este formato. Además, también podemos recelar de forma justificada de un procesador tan potente como un Quad-core a 2 GHz, y la razón no es otra que el calor que generaría el dispositivo. Si algunos usuarios ya se quejan de que su Galaxy S II se calienta demasiado y su procesador de doble núcleo no funciona en ninguna versión a más de 1,5 GHz, es raro que la compañía haya optado por un procesador tan potente que genere tanto calor. Si la mayoría de portátiles tienen problemas para disipar tanta energía, que problemas no va a tener un smartphone con este tema. La carcasa metálica podría ayudar, pero aun así parece insuficiente. No obstante, como siempre, quedamos expectantes a futuras noticias.

 

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,