Ante la inminente llegada del iPhone 5 (o iPhone 4S), cada vez son más los rumores que inundan la red. La llegada del nuevo manzanófono está prevista para el próximo cuatro de octubre pero han surgido nuevos datos que podrían comprometer su puntualidad.  A través del medio Digitimes llega información que asegura que el iPhone 5, actualmente en fase de montaje, está teniendo problemas con alguno de sus componentes. Concretamente nos referimos a las pantallas táctiles fabricadas por Wintek.

Según fuentes cercanas a la situación los paneles presentan el defecto delayed bubble, que vendría a significar algo como “burbuja con retraso”. Este problema es indetectable en la fase de laminado de las pantallas y suele manifestarse durante el proceso de montaje. El defecto podría tener como resultado la escasez de terminales al principio de su puesta a la venta o, poniéndonos en lo peor, podría retrasar el lanzamiento varias semanas.


En cualquier caso no hay que alarmarse ya que se espera que Wintek solucione el problema a tiempo. Además el fabricante se encarga de sólo un 25% de la producción por lo que, de no arreglarse el defecto, el impacto sobre la distribución no sería catastrófico. La mayor parte de pantallas para el nuevo iPhone está siendo fabricado por otros proveedores como TPK Holding.

En la noticia, Digitimes se refiere al nuevo terminal como iPhone 5 sin nombrar en ningún momento al rumoreado iPhone 4S. Se espera que el iPhone 5 sea un móvil totalmente nuevo con un rediseño evidente y prestaciones más elevadas como una pantalla de cuatro pulgadasprocesador A5 o cámara de ocho megapíxeles. Por otro lado, el iPhone 4S sería una reedición del actual iPhone 4 con el mismo diseño y nuevas características, que casualmente coinciden en su mayor parte con las que se esperan para el iPhone 5. Es por esto que muchos rumores apuestan por que ambos terminales podrían tratarse del mismo modelo.


El debate se centra ahora en si el modelo que presentará Apple vendrá con un diseño completamente distinto (iPhone 5) o si, por el contrario, tendrá una apariencia similar al actual modelo (iPhone 4S). Como siempre, ante la ausencia de una confirmación por parte de Cupertino, toda información debe ser tomada con precaución. Habrá que tener un poco más de paciencia y esperar a la presentación oficial para conocer por fin el nuevo teléfono de Apple.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...