En medio de una gran expectación acerca del supuesto iPhone 5, Apple finalmente presentó el iPhone 4S causando una decepción generalizada. El terminal es muy similar a la anterior edición: el iPhone 4. En este punto muchos usuarios se preguntan si el nuevo modelo vale realmente la pena o es mejor apostar por el iPhone 4. Vamos a evaluar las ventajas e inconvenientes del nuevo manzanófono para tratar de contestar la pregunta del millón.

Entre las novedades del hardware (componentes físicos) del iPhone 4S destaca sobre todo la cámara de fotos, que ha elevado su resolución hasta los ocho megapíxeles. También cuenta con un sensor Backside Illumination acompañado de una lente de mayor calidad que ofrece imágenes con un detalle impresionante. Además la grabación de vídeos alcanza una resolución FullHD 1080p. Otra de las mejores reside en el procesador, un Apple A5 de doble núcleo a un Ghz de velocidad de reloj que, según la compañía, aumenta la potencia gráfica siete veces más que el anterior modelo.

Apple también ha apostado por una mejora en el sistema de antenas que permite usar el teléfono en cualquier parte del mundo (GSM y CDMA), aunque realmente esto no supone una ventaja demasiado notable para los usuarios. La conexión 3G también ha aumentado su velocidad hasta los 14,4 Mbps de bajada. Para terminar con las mejoras de hardware, este terminal está disponible en tres modelos con distinta capacidad de almacenamiento; siendo 64 Gb el máximo. Por su parte el iPhone 4 sólo se puede adquirir en la versión de ocho Gb de capacidad.

En cuanto al apartado de software, la única novedad es Siri. El popular asistente de voz es sin duda alguna la función estrella del iPhone 4S, aunque de momento está en versión de prueba y sólo ofrece soporte para inglés, francés y alemán. Siri responde órdenes con voz natural -sin que hablemos como robots- y puede ser muy útil para ciertas tareas como consultar el tiempo, realizar llamadas, buscar direcciones, enviar mensajes o crear eventos en el calendario. Sin embargo no permite un control total del teléfono como abrir aplicaciones, enviar tweets o activar las conexiones.

El precio es un punto a tener muy en cuenta a la hora de elegir uno de estos dos terminales. El iPhone 4S cuesta 600 euros en la versión de 16 Gb, 700 euros para la de 32 Gb y si prefieres el de 64 Gb tendrás que pagar la friolera de 800 euros para hacerte con él (por supuesto nos referimos al coste en formato libre). En cuanto al iPhone 4, el precio ha bajado ligeramente a 500 euros.

Entre los mayores inconvenientes del iPhone 4S hay que destacar que mantiene exactamente el mismo diseño que su predecesor, no ha cambiado de aspecto ni ha aumentado el tamaño de la pantalla. Este es el punto más criticado por los usuarios que esperaban una renovación que no llegó.

Volvemos a la pregunta ¿vale la pena comprar un iPhone 4S o un iPhone 4? No hay una respuesta absoluta, en este punto tendrás que evaluar lo expuesto anteriormente para ver que modelo se ajusta a tus necesidades. Lo cierto es que el iPhone 4S no cuenta mejoras notables que justifiquen su compra, al menos no si ya eres usuario del iPhone 4. Como hemos dicho los cambios más destacados se reducen a la cámara, el procesador y Siri. Sin embargo, si es tu primer iPhone quizá tenga sentido hacerte con el nuevo modelo, siempre y cuando estés dispuesto a pagarlo.

También hay que tener en cuenta que el iPhone 5 podría llegar el próximo mes de junio y quizá prefieras esperar a ver las novedades. Según los rumores podría contar con una pantalla de cuatro pulgadas y un diseño completamente renovado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...