Apple tiene una política muy estricta con respecto al Jailbreak. Este método elimina las restricciones impuestas en los iPhone, iPad y iPod Touch para que el usuario pueda modificar el aspecto del sistema y añadir nuevas funciones desde Cydia, la tienda de aplicaciones alternativa para iPhone con Jailbreak. A los de Cupertino no les hace ninguna gracia eso de que se personalice el sistema por cauces que ellos no controlen y desde hace años que juegan al gato y al ratón con los desarrolladores de Jailbreak.

Al principio el Jailbreak era ilegal pero en 2010 una sentencia judicial en Estados Unidos convirtió este proceso en legal, haciendo que miles de usuarios en todo el mundo se animasen a desbloquear sus dispositivos. Desde entonces la compañía se ha dedicado a ir tapando los “agujeros” que permitían el Jailbreak en cuanto éste estaba disponible. Además si un dispositivo con Jailbreak se avería y pasa por el servicio técnico oficial, Apple elimina de forma fulminante la garantía, incluso aunque el problema no tenga nada que ver con el hecho de que esté desbloqueado.

Actualmente hay motivos para creer que impedir el Jailbreak no es una de las prioridades de la compañía, aunque esto no significa que lo vayan a permitir. iOS 5 -la última gran actualización del sistema- fue una dura prueba para los desarrolladores que tardaron casi tres meses en dar con un exploit que permitiese el Jailbreak. Todavía más complicado fue hallar la forma de vencer las defensas de los iPad 2 y iPhone 4S, que cuentan con un procesador nuevo (el Apple A5 de doble núcleo). El Jailbreak Untethered para iOS 5 llegó en diciembre y un mes más tarde llegaba la versión para los terminales con chip A5. De momento la compañía no ha liberado ninguna versión de iOS que bloquee el Jailbreak cuando en anteriores ocasiones lo hacían apenas unas semanas después del lanzamiento.

Pero no cantemos victoria tan rápido, el próximo miércoles siete de marzo tendrá lugar la presentación oficial del iPad 3 que según los rumores estrenará una nueva entrega del sistema: iOS 5.1. Apple ya ha liberado tres versiones de prueba y en la última de ellas los desarrolladores de Jailbreak pudieron comprobar que habían parcheado el exploit que permitió el último Jailbreak, por lo que los usuarios que actualicen no podrán aplicar este método en sus terminales. Cuando llegue iOS 5.1 los desarrolladores tendrán que empezar la búsqueda hasta que de nuevo consigan derribar las defensas del sistema.

Volviendo al tema de la legalidad del Jailbreak, la sentencia de la que hablábamos no es definitiva sino que tiene fecha de caducidad, concretamente terminará a finales de este año. A principios de 2011 Apple presentó una reclamación para que el desbloqueo fuese ilegal de nuevo. Ahora que se acerca el final de la validez de la sentencia todavía no han movido ficha, un hecho que se podría interpretar como una disminución en su ansia de acabar con el Jailbreak. En cualquier caso algo es seguro, y es que en Cupertino no van a dar su brazo a torcer tan fácilmente. ¿Y tú que opinas?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,