Hace ya demasiado tiempo que se está rumoreando acerca del que será el próximo modelo del smartphone de Apple: el iPhone 5. La imparable avalancha de rumores se desató a principios  del verano pasado, fecha en la que Apple suele presentar sus nuevos modelos de smartphone. Sin embargo en Cupertino no anunciaron la llegada de un nuevo iPhone, causando incertidumbre entre los usuarios y en consecuencia un interés desmesurado por el próximo lanzamiento. No fue hasta octubre cuando Apple convocó a los medios para tan ansiada presentación, pero lo que nos encontramos no fue un iPhone 5 sino un iPhone 4S. La decepción se hizo notar ya que esperábamos un dispositivo completamente renovado, sobre todo en términos de diseño. El iPhone 4S tiene exactamente el mismo aspecto que el iPhone 4 y sus mejoras técnicas más notables se reducen a la cámara de ocho megapíxeles, el procesador A5 y Siri -el popular asistente de control por voz exclusivo de este modelo-.

Pero la llegada del iPhone 4S no ha acabado con los rumores del iPhone 5, aunque hay que reconocer que desde entonces el interés por este dispositivo ha disminuido considerablemente. Hemos escuchado hasta la saciedad rumores como el que apuesta por un diseño de bordes redondeados con la carcasa trasera realizada en aluminio, tanto que ya lo dábamos por hecho. Pero no hay que dar las cosas por sentado tan pronto, y menos si hablamos de Apple que acostumbra a mantener muy en secreto sus nuevos lanzamientos.

Según el medio iLounge, el diseño del iPhone 5 no estará construido en aluminio. Al contrario de lo que pensábamos, los de Cupertino habrían apostado de nuevo por recubrir la parte trasera del dispositivo con cristal, del mismo modo que sucede en los iPhone 4 y iPhone 4S. No se puede negar que este diseño es muy elegante y sofisticado, sin embargo presenta el enorme inconveniente de la fragilidad. El cristal llega hasta el borde del terminal y si sufre una caída lo más probable es que acabe resquebrajándose al más mínimo golpe. Para evitar esta incómoda situación, se incluiría el nuevo Corning Gorilla Glass 2; un material extremadamente resistente y ligero ya presente en muchos dispositivos móviles que evita roturas y arañazos en su superficie. La elección de este material afectaría al diseño, pudiendo conseguir un grosor total mucho menor -la segunda versión de Gorilla Glass permite crear láminas más finas-, aunque el resultado final podría ser demasiado similar al diseño actual.


El diseño del iPhone 5  es uno de los secretos mejor guardados en Cupertino y también uno de los temas más rumoreados. La fecha de lanzamiento también es objeto de especulaciones y la mayoría de filtraciones apuestan por junio como la época más probable para su presentación. La compañía sigue sin pronunciarse acerca de la existencia del iPhone 5 y mucho menos sobre sus especificaciones técnicas o la fecha en la que lo anunciarán. Habrá que seguir esperando.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...