A principios del año pasado, Nokia anunció sus planes de aliarse con Microsoft para que Windows Phone fuera el nuevo sistema operativo de cabecera de la marca. El pasado mes de septiembre vimos los primeros frutos de esta alianza con los primeros Nokia Lumia 800 y Nokia Lumia 710. Los de Espoo han dado un giro radical al anunciar que abandonarían Symbian en 2016 y se enfocarían totalmente en Windows Phone. Con esta maniobra la compañía pretende recuperar el liderazgo en el sector de los smartphones y competir contra otras plataformas muy consolidadas como Android o iOS de Apple y de momento los resultados están siendo satisfactorios.


Windows Phone 7.5, también conocido por el afrutado nombre de Mango, es un sistema operativo móvil muy innovador que cuenta con una estructura completamente distinta a otros sistemas. Todo el contenido está organizado en torno a los contactos, si por ejemplo queremos escribir a un amigo a través de Facebook no será necesario abrir la aplicación ya que en el propio contacto aparecerán varias opciones de comunicación, incluyendo Facebook. En Windows Phone todo está integrado y su uso es mucho más dinámico que el de los sistemas basados en aplicaciones. La interfaz Metro está distribuida en lo que se denomina como Live Tiles (ventanas vivas) que son una especie de cuadrados y rectángulos donde aparece información a tiempo real. La pantalla de inicio se puede configurar al gusto del usuario, pudiendo mostrar la información que interese y colocarla en cualquier lugar.

La asociación entre estas dos compañías otorga ciertos privilegios a Nokia, entre los que destaca la posibilidad de rediseñar la interfaz de usuario para darle un toque de distinción entre todo el ecosistema Windows Phone. Sin embargo los de Espoo han decidido mantener la apariencia original de la plataforma sin introducir ningún cambio. A través del medio Pocketnow han aparecido una serie de imágenes de lo que podría ser una de las propuestas para cambiar la interfaz existente. Este diseño data de septiembre de 2011 y, aunque no confirma que la compañía vaya a modificar el aspecto de los menús, deja entrever que al menos han estado barajando la posibilidad.


Este diseño en concreto tiene una apariencia muy desenfadada, casi infantil, en tonos azules muy suaves. Desaparecen las clásicas ventanas vivas de la interfaz metro y dan paso a una especie de widgets flotantes con un fondo de elementos ornamentales de lo más estéticos.

Pocketnow ha contactado con ambas compañías para conocer más acerca de sus intenciones de rediseñar la interfaz de Windows Phone y han desmentido que esté dentro de sus planes. En concreto Nokia afirma que este trabajo fue realizado por uno de los diseñadores de la compañía como una visión personal del sistema y no pertenece a ningún proyecto que esté en curso. A principios de 2011 Nokia ya habló acerca de este tema y dejaron bien claro que no tienen intenciones de modificar el aspecto del sistema. En cualquier caso estas imágenes hacen pensar que en algún momento la compañía tuvo planes de hacerlo. ¿Qué te parece la propuesta?, ¿te gustaría que Nokia cambiase el aspecto de la interfaz?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...