Hace aproximadamente un mes y medio, Nokia presentó nuevos dispositivos en la feria internacional Mobile World Congress. Uno de ellos era el Nokia Lumia 610, un nuevo integrante de la familia Lumia que se sitúa en la gama media-baja del catálogo del fabricante. El Lumia 610 es, hasta ahora, el Nokia con Windows Phone más asequible al tener un ajustado precio de tan sólo 190 euros. A pesar de ser el pequeño de la casa, el dispositivo cuenta con una hoja técnica muy completa.

Ahora el fabricante finlandés ha anunciado la llegada del Nokia Lumia 610 con chip NFC integrado, el primer Windows Phone con esta tecnología. El terminal se comercializa de forma exclusiva a través del operador Orange y, aunque no es oficial, apenas ha aumentado de precio; esta variante podría costar 200 euros.

La tecnología NFC todavía no se ha implantado de forma global en muchos países europeos -incluyendo a España-, pero todo apunta a que dentro de poco se convertirá en un estándar habitual. El NFC es un sistema de conectividad inalámbrica de corto alcance pensado para dar nuevos usos a los dispositivos móviles. Acercando el móvil a un receptor será posible hacer pagos en comercios del mismo modo que hacemos con una tarjeta de crédito. Sus posibles aplicaciones son prácticamente ilimitadas. Permitirá acceder al transporte público, hacer visitas guiadas en museos o usar accesorios como altavoces inalámbricos entre otras muchas posibilidades. En España ya ha comenzado a aparecer en algunos comercios y se espera que en los próximos años esté presente en más lugares.

El chip NFC es la única diferencia entre este modelo y el Nokia Lumia 610 original. El resto de su hoja técnica se mantiene igual. A pesar de que el Nokia Lumia 610 está considerado como la gama baja de la familia Lumia, cuenta con prestaciones muy interesantes propias de un terminal avanzado, sobre todo teniendo en cuenta su precio.

Como viene siendo costumbre con los nuevos Nokia con Windows Phone, el diseño es uno de los puntos fuertes del Nokia Lumia 610. Tiene un aspecto juvenil que le da un toque desenfadado pero a la vez es bastante elegante debido a su sencillez. El dispositivo equipa una amplia pantalla de 3,7 pulgadas que desarolla una resolución de 800 x 480 píxeles y permitirá visualizar contenidos con una calidad más que aceptable sin el molesto efecto pixelado de algunos dispositivos.

También cuenta con una cámara de cinco megapíxeles con flash LED y sistema de enfoque automático, que además permite grabar vídeos con calidad VGA -o lo que es lo mismo, 640 x 480 píxeles de resolución-. Su procesador no es especialmente potente -tiene un sólo núcleo que funciona a una frecuencia de 800 Mhz-, no obstante será más que suficiente para que el rendimiento sea fluido debido a que la interfaz Windows Phone es muy sencilla. Por supuesto permite el acceso a Internet a través de redes 3G o Wi-Fi de alta velocidad y cuenta con otro tipo de conexiones imprescindibles como Bluetooth o GPS, a las que ahora se suma el chip NFC.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,