Los rumores sobre el iPhone 5 se descontrolaron hace tiempo y la variedad de información es bastante confusa. Mientras algunos datos que van llegando de forma extra oficial podrían ser ciertos, a veces llegan otros que suenan de lo más descabellado. Esto es lo que sucede con el rumor que ha publicado recientemente el blog de tecnología KnowYourMobile. Según comentan han hablado con una fuente anónima que asegura tener acceso a la cadena de producción del próximo modelo de iPhone y no sólo eso, sino que además también habría estado en contacto con algunos de los componentes que integrará este esperado smartphone. Lo de la fuente anónima cercana a la producción es algo que hemos escuchado en incontables ocasiones y no es de extrañar que de entrada provoque escepticismo.


El rumor que acaba de aparecer es que el iPhone 5 contará con una pantalla de nada menos que cinco pulgadas y que además tendría resolución Retina -probablemente de 1.280 x 720 píxeles o incluso superior-. El hecho de que Apple vaya a aumentar el tamaño de la pantalla está prácticamente asumido (aunque no confirmado), pero cinco pulgadas es una barbaridad. Con este tamaño, el próximo manzanófono se situaría en el segmento de híbridos entre smartphone y tablet, donde ya encontramos terminales como el Samsung Galaxy Note.


Es prácticamente imposible que Apple vaya a dar un salto tan grande en las dimensiones del panel, en primer lugar porque la compañía no estará dispuesta a sacrificar la funcionalidad de un dispositivo más compacto. Apple se ha mantenido en las 3,5 pulgadas desde el primer modelo de iPhone, la compañía ha apostado por este formato desde el principio en aras de una mayor comodidad a la hora de manejar y transportar el dispositivo. Sin embargo el mercado va cambiando y deberán adaptarse a él. El uso de las pantallas táctiles ha desembocado en la tendencia de aumentar el tamaño progresivamente y cada vez los usuarios demandan terminales más grandes. En este sentido se espera que Apple supere por fin la barrera de las 3,5 pulgadas, que a día de hoy se han quedado atrás y corresponden al tamaño estándar propio de un smartphone de gama media. Pero esto no significa que vayan a introducir un monstruoso panel de cinco pulgadas. Si finalmente modifican este aspecto lo más probable es que apuesten por un incremento más discreto y se queden en cuatro pulgadas (o como mucho 4,3 pulgadas).


En KnowYourMobile también hablan de otro de los problemas de aumentar tanto el tamaño del panel: las aplicaciones. Todo el contenido de la App Store está diseñado para la resolución actual de los iPhone 4 y iPhone 4S (960 x 640 píxeles), si aumentan demasiado la pantalla habría problemas de compatibilidad con ciertas aplicaciones que no se visualizarían correctamente. Los de Cupertino siempre han huido de la fragmentación del sistema y tratan de que haya máxima compatibilidad con todos los terminales de su catálogo.

De momento la compañía sigue manteniéndose en silencio en los que respecta al  próximo iPhone. Se espera que este ansiado terminal sea presentado el próximo mes de octubre, sólo entonces podremos saber las verdaderas intenciones de Apple.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...