Uno de los mayores inconvenientes de Android es el retraso de algunas actualizaciones desde que es anunciada una versión hasta que llega a los dispositivos de los usuarios. Cada fabricante adapta su interfaz de usuario propia para dar un toque personalizado a la plataforma y por ello suelen demorarse un tiempo hasta que está todo listo para lanzar la versión final. La última entrega de Android es la 4.1, también conocida por el apodo de Jelly Bean, y fue presentada el pasado mes de junio. Entre las mejoras de la nueva versión destaca el asistente Google Now que ofrece información personalizada a los usuarios basándose en sus gustos y rutinas, será como si se anticipara a lo que vamos a hacer. Los widgets personalizables también han sido mejorados y el rendimiento del sistema será más fluido gracias a la función Project Butter.


Algunos fabricantes como Samsung están intentando que las actualizaciones no se retrasen tanto para que los usuarios puedan disfrutar de las mejoras lo antes posible. Un ejemplo sería el Samsung Galaxy Note 2, que ya sale de fábrica con Android 4.1, o el Samsung Galaxy S3 que debería recibir la nueva versión de forma oficial muy pronto. Pero, desde que la plataforma se unificó, no sólo funciona en smartphones sino que también es compatible con tablets. Gracias al blog RedmondPie hemos sabido que dos tabletas de la compañía coreana ya pueden disfrutar de su ración de Jelly Bean gracias a que se ha filtrado una versión para descargar de forma inalámbrica.

Los dispositivos en cuestión son el Samsung Galaxy Note 10.1 y el Samsung Galaxy Tab 2 7.0, ambos ya pueden instalar Android 4.1 pero recordamos que no se trata de la versión final. La ROM que está circulando es una versión preliminar que no está terminada y en este sentido se pueden producir fallos en el funcionamiento. Además sólo es compatible con las versiones 3G de estas dos tabletas, los modelos que sólo tengan Wi-Fi no podrán instalarla. Lo mejor en estos casos, sobre todo si no eres un usuario experimentado en este tipo de procedimientos, es que esperes a que Samsung lance la versión final de Android 4.1 para estos terminales, de esta forma es seguro que todo funcionará correctamente y no habrá fallos inesperados. Si a pesar de las advertencias sigues queriendo probar que tal luce Jelly Bean en tu Note 10.1 o tu Galaxy Tab 2 7.0, puedes hacer el proceso gracias a las instrucciones publicadas en el blog especializado SamMobile.

Por el momento Samsung no ha ofrecido una fecha concreta para la llegada de la actualización a estos modelos pero sí que confirmaron que serían unos de los candidatos a actualizarse en un futuro, esperemos que no sea un futuro muy lejano. La compañía coreana está trabajando duro para que todos sus clientes puedan disfrutar de las ventajas de Android 4.1 Jelly Bean y se espera que muy pronto comiencen a lanzar las actualizaciones para sus terminales más populares como el ya nombrado Samsung Galaxy S3.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...