El diseño siempre es un aspecto muy cuidado en todos los productos Apple, la marca siempre consigue crear dispositivos muy acertados desde el punto de vista estético que destacan sobre todo por su elegancia y sobriedad. Sin embargo como todos también cometen fallos, uno de ellos es la excesiva fragilidad de la carcasa de los iPhone 4 y iPhone 4S que, a pesar de estar fabricada en cristal resistente, en muchos casos no soporta una caída sin resquebrajarse. Muchos usuarios se han quejado de la falta de resistencia de estos modelos y por ello con el nuevo iPhone 5 Apple ha tratado de solucionar este problema cambiando el material de la carcasa trasera por aluminio, de esta forma la resistencia aumenta de forma notable y el terminal resistirá mejor un golpe inesperado.

La introducción del aluminio en el iPhone 5 es todo un acierto  desde el punto de vista de la resistencia, de hecho las primeras pruebas realizadas revelan que es un smartphone muy robusto que soporta varias caídas sin problemas. Sin embargo el nuevo material no es inmune a arañazos, de hecho según los usuarios que ya lo tienen en su poder es extremadamente fácil de rayar. Esta situación afecta sobre todo a los dueños de un iPhone 5 en color negro, este modelo concreto tiene la carcasa trasera de aluminio anodizado en tono negro, lo que significa que tiene una capa exterior con el color pero el material del interior es plateado. Por este motivo en cuanto el color superficial se pela un poco enseguida se nota porque debajo el color es mucho más claro, incluso un pequeño puntito se verá claramente. No es que la versión en color blanco no se raye con facilidad, pero en este caso se ha respetado el color natural del aluminio y aunque haya arañazos éstos no serán tan evidentes.

La parte más frágil del iPhone 5 es el borde que ahora tiene las esquinas un poco achaflanadas tal y como se aprecia en la primera imagen. El “filo” del aluminio está en constante roce con nuestras manos u otros objetos que podamos llevar en un bolsillo y la pintura salta rápidamente dejando a la vista la capa inferior. El primer caso de un iPhone 5 dañado fue publicado por MacRumors y provenía de un usuario de la web Overclockers UK, aunque en este caso trató de rayarlo a propósito para comprobar su resistencia, una prueba que lógicamente salió mal (lo puedes ver en la imagen sobre estas líneas). Actualmente las quejas acerca de este problema son tantas que se espera que Apple haga un comunicado hablando de la situación. Pero lo peor de todo es que  incluso hay usuarios que afirman que sus iPhone 5 ya tenían estos defectos al sacarlos de la caja según ha publicado el periódico digital DailyMail,  si se confirma esta información la compañía debería sustituir las unidades dañadas por otras totalmente nuevas aunque quizá vuelvan a dañarse con el tiempo. La llegada del aluminio a los iPhone 5 parecía una buena noticia pero parece que está resultando ser todo lo contrario.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...