Apple es la compañía mejor valorada en bolsa y que cuenta con mayores beneficios de todo el sector tecnológico, y no es por casualidad. No es ningún secreto que sus productos no son precisamente baratos y siempre sacan el máximo beneficio hasta en los pequeños negocios, cebándose sobre todo en los usuarios europeos. Los precios de productos Apple en el viejo continente siempre son superiores al coste en Estados Unidos y no un poco, en ocasiones la diferencia es de varios cientos de euros. En muchos casos hacen una conversión un tanto extraña en la que un dólar es igual a un euro cuando en realidad un dólar son 0,77 euros. Un ejemplo sería el recién presentado iPad Mini, en norteamérica cuesta 329 dólares y en España 329 euros, pero si hubieran hecho la conversión correctamente aquí nos costaría tan sólo 254,5 euros, 75 euros más barato. La diferencia es más exagerada cuando  se trata de productos más caros, como por ejemplo el MacBook Pro de trece pulgadas con pantalla Retina. Su precio en España es de 1.779 euros pero en Estados Unidos cuesta 1.699 dólares, que en euros es 1.314, una diferencia de más de 450 euros.


Lejos de aflojar su política de precios con los usuarios europeos, los de Cupertino han aumentado el precio de algunas aplicaciones de la App Store para iPhone, iPad y iPod Touch. Por ejemplo todas las aplicaciones que antes costaban 0,79 euros como el popular servicio de mensajería WhatsApp, ahora valen 0,89 euros. Diez céntimos no es un aumento excesivo pero no deja de ser otro inconveniente más para los clientes europeos. España es uno de los países afectados por esta subida pero no el único; en Italia, Alemania, Francia, Holanda, Portugal, Grecia, Bélgica y otros también han experimentado esta subida. El incremento en los precios se ha hecho durante una actualización de la App Store en la que han incluido nuevas divisas como dirhams o rupias entre otros. Sin embargo Apple no ha hecho ningún comunicado hablando de este aumento en el precio de algunas aplicaciones pero en The Next Web apuntan a la subida de impuestos en algunos países europeos como el principal motivo de este cambio. El ajuste de precios en estos países da como resultado que Apple va a ganar un poco más con cada aplicación vendida y los desarrolladores un poco menos, se puede ver detallado en la tabla.

En The Next Web también indican que durante todo el día Apple está llevado a cabo labores de mantenimiento en iTunes Connect y puede que los cambios en los precios sean un error momentáneo, pero lo cierto es que parece poco probable y lo más seguro es que sea definitivo. Las aplicaciones de 0,79 no son las únicas que han subido, otros cambios han sido que las que costaban 1,59 euros ahora valen 1,79 euros, 20 céntimos más cara y la diferencia aumenta conforme sube el precio de la aplicación, por ejemplo las de 2,99 euros ahora cuestan 3,49 euros. Sin embargo el único cambio que parece igual para todos los países es el de 0,79 a 0,89 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,