Una de las mayores ventajas de Android es que es un sistema de código abierto y por este motivo ofrece mucha más libertad que otro tipo de plataformas como por ejemplo iOS de Apple que es un entorno cerrado. Los usuarios tienen más margen de maniobra con Android ya que no hay restricciones que impidan descargar cualquier tipo de aplicación para personalizar el aspecto del sistema o muchas más posibilidades. Sin embargo la otra cara de la moneda es que la puerta está abierta a la entrada de virus y programas maliciosos que pretendan robar información o impedir el correcto funcionamiento del terminal. La prestigiosa compañía Kaspersky, conocida por el programa anti-virus del mismo nombre, ha realizado un estudio para valorar el nivel de seguridad de la plataforma Android y los resultados han sido claros: la versión más vulnerable del sistema de Google es Android 2.3 Gingerbread.


Android 2.3 Gingerbread es actualmente la entrega más extendida entre los usuarios de smartphones con plataforma del robot verde, en concreto alcanza una cuota del 54% de toda la comunidad Android, más de la mitad. Debido a que es la versión más mayoritaria es lógico que la mayoría de los ataques estén dirigidos a ella -es algo parecido a lo que pasa con Windows y Mac, en Mac hay virus pero en menor medida porque no es un sistema tan extendido-. Kaspersky detalla que en el tercer trimestre de 2012 la mitad de los ataques detectados iban dirigidos a Android 2.3 Gingerbread y más concretamente el 28% eran para la versión 2.3.6. Esta entrega es el objetivo predilecto por aquellos que quieren lanzar aplicaciones con contenido malicioso. La siguiente versión más vulnerable es Android 4.0 Ice Cream Sandwich. Sin embargo el número de ataques globales parece estar disminuyendo de forma considerable, de los 15.000 intentos que se produjeron en el segundo trimestre se ha  pasado a 9.100, aun son muchos pero la diferencia es notable.

En Google quieren poner solución a este problema que afecta a sus clientes y ya están implementando sistemas de seguridad en las versiones más actuales. Hace unos días la marca presentó Android 4.2 y una de sus novedades es la incorporación de un escáner para poder detectar si tenemos alguna aplicación instalada que pueda poner en peligro nuestra privacidad o que contenga cualquier tipo de código sospechoso. Por otro lado la tienda Google Play también ha sido mejorada para que busque y elimine las amenazas potenciales en las miles de  aplicaciones que alberga con un sistema llamado Bouncer.

Los ataques más comunes a través de Android tienen que ver con spyware, programas espía que almacenan información personal  sin nuestro consentimiento con el peligro que conlleva. Además también hay muchos casos en los que se pretende conseguir una suscripción a servicios de mensajería premium que pueden llegar a aumentar considerablemente nuestra factura mensual y darnos más de un susto.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...