Durante el  verano Google presentó una nueva entrega de su sistema operativo para smartphones y tablets, se trata de Android 4.1 Jelly Bean y viene con bastantes mejoras que ayudan a que la experiencia de uso sea más cómoda e intuitiva como el asistente Google Now. Como siempre, los primeros móviles en actualizarse son los que llevan el sello Nexus de Google y más tarde va llegando para dispositivos de otros fabricantes, aunque a veces puede tardar varios meses. Actualmente Samsung es la marca que más esfuerzo está poniendo para ofrecer las nuevas versiones a sus clientes cuanto antes, pero siempre empiezan por los terminales más avanzados de su catálogo como es el caso del Samsung Galaxy S3.

La compañía anunció que otros dispositivos más antiguos como el Samsung Galaxy S2 o el Samsung Galaxy Note se podrían actualizar a Android 4.1 Jelly Bean antes de final de año y todo indica que así será. El blog SamMobile ha filtrado la primera ROM de Android 4.1 Jelly Bean para el primer modelo de Samsung Galaxy Note, es una versión oficial en el sentido de que ha sido desarrollada por la propia Samsung pero hay que tener en cuenta que todavía es una versión de pruebas. El hecho de que no sea el firmware definitivo tiene ciertos inconvenientes como por ejemplo la ausencia del sistema Multi-View, una función que permite tener dos aplicaciones abiertas en dos ventanas distintas, como si fuera la pantalla de un ordenador.  Samsung implementará la función Multi-View en la actualización oficial pero de momento no está disponible.

La ROM filtrada para el híbrido smartphone-tablet de la marca sí cuenta con Airview, que permite mover el lápiz táctil por la interfaz sin necesidad de tocar directamente la pantalla, simplemente acercándolo podremos ver previsualizaciones de vídeos. El único problema que presenta es que, al ser una versión de pruebas, su funcionamiento no es muy fluido. En SamMobile recomiendan que lo mejor es esperar a que Samsung lance la  actualización definitiva ya que no dará ningún problema, además instalar la ROM es un proceso complejo y es necesario haber hecho “root” al terminal para poder acceder a la raíz del sistema.

La versión concreta que se ha filtrado es Android 4.1.1 Jelly Bean pero ya se habla de la posibilidad de que, para cuando terminen las pruebas que están realizando, Samsung pueda actualizar el Samsung Galaxy Note directamente a Android 4.1.2. El Samsung Galaxy S2 también podría actualizarse al mismo tiempo que el Note o quizá uno de los dos  se adelante unas semanas. El Galaxy Note ha sido el primero en recibir Android Jelly Bean a través de una ROM no oficial y lo más probable es que en los próximos días aparezca una dirigida al Samsung Galaxy S2. La actualización para ambos terminales está prevista para final de 2012 y ya sabemos que Samsung prepara la llegada de Android 4.2 (la versión más actual) para el primer trimestre de 2013, aunque primero estará disponible para los terminales más nuevos como el Samsung Galaxy S3 y el Samsung Galaxy Note 2.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...