Apple sorprendió hace varias semanas en la presentación del iPad Mini y no precisamente por este dispositivo, del que por cierto ya conocíamos casi todos sus detalles, sino por la llegada de una cuarta generación del iPad de gran formato que nadie esperaba. Los de Cupertino acostumbran a lanzar nuevos modelos de iPad con un año de diferencia y suelen elegir el inicio de la primavera, normalmente marzo, para hacerlo. Por este motivo la llegada del nuevo iPad de cuarta generación con pantalla Retina no estaba prevista con una diferencia de tan sólo ocho meses de diferencia, además la noticia cayó como un jarro de agua fría para los usuarios que acababan de comprarse un nuevo iPad (también conocido como iPad 3) porque su dispositivo ha quedado relegado a un segundo plano, de hecho ya ni siquiera se fabrica y Apple lo ha retirado definitivamente de su catálogo. Con la llegada del iPad Mini y el iPad de cuarta generación muchos usuarios están vendiendo sus modelos más antiguos para tratar de hacerse con el más actual y en las distintas páginas de compra-venta hay bastantes ofertas.

Si estás pensando en deshacerte de tu iPad por el motivo que sea has de tener en cuenta que, antes de que cambie de dueño, debes borrar todos tus datos del terminal. Esto se consigue haciendo lo que se conoce como un “Factory Reset” o, para entendernos, restaurar todos los ajustes de fábrica. Con este método eliminaremos cualquier dato personal o ajuste que hayamos realizado en el iPad y además lo deja como si lo acabaras de sacar de la caja, al encenderlo podrá ser configurado por un nuevo usuario como si lo acabara de estrenar. Sin embargo antes de aventurarte es vital que realices una copia de seguridad de toda la información que tengas almacenada y así podrás volcarla en tu nuevo iPad en el caso de que vayas a comprar uno nuevo, en definitiva este paso es imprescindible si no quieres perder definitivamente todos tus datos.

Para hacer la copia de seguridad hay dos métodos, o bien de forma inalámbrica a través de iCloud (la nube de Apple) o usando el cable y realizando el proceso desde iTunes -éste último es más rápido y no ocupa espacio en iCloud-. Sólo hay que conectar el iPad con el cable USB al ordenador, abrir iTunes y seleccionar la opción “Guardar copia de seguridad” haciendo clic derecho en el nombre del dispositivo desde el panel de la izquierda. En la parte superior del programa aparecerán mensajes que indican el estado de la copia, el tiempo depende de la cantidad de datos que tengas almacenados.

Una vez hecha la copia restaurar los ajustes de fábrica es muy sencillo y ni siquiera hace falta el cable, se hace desde el propio iPad. Abrimos la aplicación Ajustes y entramos en el apartado General, deslizamos hasta abajo del todo y pulsamos la opción Restablecer, dentro de este menú hay que seleccionar “Borrar contenido y ajustes”. Cuando termine el iPad estará listo para ser configurado desde cero.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,