La actual crisis económica está impulsando el concepto del “hazlo tú mismo” más allá de las tareas de bricolaje y está convirtiéndose en algo más común en aparatos tecnológicos. Ante una avería o rotura, muchos usuarios prefieren arriesgarse a solucionar el problema ellos mismos antes que pasar por el servicio técnico, con el coste adicional que supone. Los smartphones son dispositivos que a priori parecen complicados de desmontar para sustituir piezas o tratar de arreglar alguna que esté rota, son pequeños y cuentan con muchos circuitos que podrían dañarse. Sin embargo no siempre todo es tan complejo como parece, un ejemplo de esto es el nuevo iPhone 5 y la facilidad con la que se puede sustituir la pantalla. El último modelo del manzanófono lleva una tecnología de pantalla llamada in-cell Touch que es más delgada, este cambio de sistema hace que la sustitución de esta pieza sea mucho más sencilla que en modelos anteriores como el iPhone 4S. La ventaja es que la pantalla del iPhone 5 va en una sola pieza con el panel delantero.

En el canal de Youtube para los más manitas “JerryRigEverything” han publicado un vídeo explicando como sustituir la pantalla en el caso de que se haya roto por una caída y lo consiguen en tan sólo tres minutos. Antes de entrar en detalles hay que tener en cuenta que actualmente todos los iPhone 5 están en garantía (fue presentado hace menos de un año) pero lógicamente no cubre este tipo de daños, lo malo de abrir tú mismo el terminal es que ésta podría quedar invalidada, en cualquier caso te saldrá más barato si lo haces tú mismo.

http://youtu.be/qvsLjaW2Qbo

Para poder reparar tu iPhone 5 necesitas la nueva pantalla que se puede encontrar por Internet en tiendas como iFixit o Amazon a un precio entre 150 y 175 euros. También hace falta una serie de herramientas especiales como el destornillador “Pentalobe”, una ventosa y una palanca de plástico. También hay kits con estas herramientas por menos de tres euros a la venta en tiendas online. Con todos estos ingredientes ya te puedes poner manos a la obra, sobre todo paciencia y nunca forzar ninguna pieza si no sale a la primera, es mejor hacerlo despacio y tardar lo que haga falta.

Tal y como vemos en el vídeo, lo primero que hay que hacer es quitar los dos tornillos situados en la parte inferior del móvil junto a los altavoces. Después hay que levantar la pantalla con ayuda de la ventosa e introducir la palanca de plástico para levantarla con mucho cuidado, siempre desde la zona inferior. Cuando la pieza se separe es muy importante no levantarla del todo, como mucho debe estar en un ángulo de 90 grados o podrían dañarse los cables. Lo siguiente es quitar los tres tornillos que aseguran el conector y levantar la pequeña pletina metálica. Los conectores salen con facilidad pero en el vídeo se ve como los manipula con mucho cuidado. A partir de aquí hay que repetir el proceso pero a la inversa y con el mismo cuidado que al principio.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...