La pantalla táctil es una cualidad generalizada en los smartphones desde la llegada del iPhone en 2007. Los controles se eliminan para dar paso a una superficie lisa que actúa como área de visualización y al mismo tiempo como control de los dispositivos, el manejo es mucho más intuitivo ya que sólo necesitamos nuestros dedos para abrir aplicaciones, ampliar fotos, jugar, pasar las páginas de un libro electrónico y mucho más. Lo malo de las pantallas táctiles es su fragilidad, con un golpe inesperado puede quebrarse todo el cristal que la recubre dificultando la visualización, y de esto los usuarios del iPhone sabemos mucho. Con el paso del tiempo se ha ido mejorando el material que recubre la pantalla para que sea más difícil de romper, sin embargo pocos móviles se escapan de este peligro cuando se enfrentan a un impacto fuerte. El iPhone 3G fue el primer modelo del manzanófono que llegó a nuestro país y hubo muchos casos de usuarios que rompieron su pantalla. Más tarde llegaba el iPhone 3GS que cuenta con el mismo diseño que su predecesor y es propenso a sufrir roturas. Aunque son móviles que ya tienen una edad, aún hay muchos de ellos en circulación. Os ofrecemos un tutorial de la mano de Applesfera y iPhoneShopUsa para poder sustituir el cristal que recubre la pantalla de uno de estos dos modelos de forma rápida y sobre todo barata.

1) Lo primero que necesitamos es un kit de sustitución de pantalla, para ser más exactos del cristal y debe incluir el digitalizador. En portales como eBay o Amazon es posible conseguir un kit que incluya las herramientas necesarias por un precio que oscila entre 20 y 30 euros. Si compramos  únicamente la pieza a sustituir necesitaremos algunas herramientas como una ventosa, destornillador compatible, palanca de plástico o clip de oficina, una ventosa y tiras adhesivas de doble cara (los kits suelen incluir unas que encajan perfectamente en su lugar).

2) Con todo el material listo podemos empezar por quitar los dos tornillos de la parte inferior del chasis y extraer la pantalla con la ventosa, cuidado con no arrancar los cables.

3) En este punto hay que quitar los cables que sujetan la pantalla al chasis con ayuda de una pequeña espátula de plástico o un clip de oficina como se ve en el vídeo. Hay tres cables, el tercero necesita que quitemos una especie de pestaña para poder sacarlo.

4) Después tenemos que quitar los seis tornillos que hay en los laterales de la pantalla para separar el LCD del cristal y su chasis.

5) Lo complicado viene al tener que separar el cristal del chasis, antes de empezar hay que calentar la pantalla para que el pegamento se derrita y sea más fácil -un secador de pelo puede servirnos. Hay que tener paciencia al sacar el cristal, sobre todo al llegar a la parte del botón de inicio y los sensores.

6) Una vez hemos sacado el cristal completo eliminamos todos los restos de pegamento, colocamos el adhesivo nuevo y pegamos la pantalla de nuevo con cuidado de que encaje bien en su lugar.

7) A partir de aquí sólo queda hacer el proceso a la inversa, colocando todas las piezas y los tornillos igual que estaban antes.

Imágenes 1 y 3: Applesfera

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,