El Jailbreak es un método de desbloqueo de sobra conocido por muchos usuarios de iPhone, iPad o iPod Touch; sin embargo sigue siendo un misterio para muchos otros. Cuando nos animamos por primera vez a hacer este procedimiento es habitual que haya dudas de que algo pueda salir mal y nuestro terminal quede inservible. Los años han quitado razón a los más alarmistas que afirman que el Jailbreak puede estropear definitivamente nuestro dispositivo, o como se suele decir, dejarlo como un ladrillo. El Jailbreak es un proceso seguro si seguimos los pasos que nos indican los desarrolladores y, aunque pueden surgir algunos problemas, no se conocen casos de terminales que hayan quedado inservibles. A continuación te ofrecemos unos consejos para evitar cualquier problema como pérdida de información o cualquier otro error.

Hacer una copia de seguridad

Este paso debe ser el primero que hagamos al aplicar el Jailbreak o realizar cualquier modificación en nuestros iPhone, incluyendo algunas actualizaciones de software. No es obligatorio pero no cuesta nada y puede sacarnos de algún apuro. Si algo va mal durante el Jailbreak, al tener la copia de seguridad guardada nos aseguramos de que nuestra información está a salvo y por tanto podremos restaurarla de nuevo volviendo al estado original. Las copias pueden hacerse a través de iCloud de forma inalámbrica o con iTunes si conectamos el dispositivo mediante el cable USB.

No interrumpir el proceso

Siempre lo advertimos en nuestros tutoriales, pero nunca está de más recordarlo. El Jailbreak tarda apenas unos minutos con completarse, durante este tiempo tenemos que asegurarnos de que no interrumpimos el proceso. Nunca debemos desconectar el cable USB, apagar el ordenador o cerrar el programa con el que estamos haciendo el Jailbreak. Cualquiera de estas tres acciones podría causar errores graves, reversibles sí, pero pueden suponer una complicación. Hay casos en los que puede haber interrupciones que no podemos controlar, por ejemplo que se vaya la luz. Si esto sucede el dispositivo podría quedar con la pantalla negra y no podremos encenderlo de forma habitual. En estos casos tendríamos que hacer un Reset manteniendo pulsados los botones de encendido e inicio, más tarde habría que restaurar el sistema pero como tenemos la copia de seguridad no perderíamos ningún dato.

Mantener suficiente espacio libre

Este consejo va dirigido tanto a los usuarios de Jailbreak como a los que no hayan aplicado este proceso. Cuando la memoria interna de nuestro terminal Apple está muy llena suele haber problemas de ralentizaciones, errores, aplicaciones que se cierran y demás. El sistema necesita que haya espacio libre para poder funcionar correctamente y lo mismo sucede con el Jailbreak. No quiere decir que tengamos que vaciar el dispositivo, simplemente es bueno ir haciendo limpieza y guardando las fotos o vídeos en el ordenador regularmente.

No actualizar el sistema

El no actualizar el sistema es el ACB del Jailbreak. Más que para que el proceso en sí vaya bien, seguir este consejo nos permite mantener el Jailbreak durante el tiempo que queramos. Cuando los hackers publican un Jailbreak, Apple suele bloquearlo con una nueva versión de su plataforma -hace poco lo hicieron con iOS 6.1.3– por eso no hay que instalar una versión nueva si no queremos perder el Jailbreak.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , , ,