Datos moviles

La conexión a Internet es uno de los pilares básicos en un smartphone ya que sin esta función la mayoría de aplicaciones y herramientas no funcionarían. El acceso a la red se puede llevar a cabo desde cualquier lugar gracias a las redes móviles 3G y más recientemente las redes 4G, de esta forma podemos descargar cualquier aplicación, actualizar nuestro estado en las redes sociales o ver vídeos de YouTube por poner algunos ejemplos. Sin embargo lo malo es que los operadores ponen límite al consumo mensual de datos móviles, dependiendo de nuestra tarifa podemos contar con dos Gb, un Gb, 500 Mb o incluso menos. La suerte es que la mayoría de operadores no nos cobra si sobrepasamos el límite, pero sí que reducen la velocidad notablemente. Por otro lado hay operadores virtuales que sí cobran por cada Mb adicional si superamos el límite contratado, en estos casos hay que llevar mucho más cuidado. Si hacemos un uso normal de nuestro smartphone no tiene porqué haber sorpresas. No obstante si nuestra tarifa no incluye un margen muy amplio o solemos dar un uso más intensivo a ciertas aplicaciones, es posible que nos veamos en un aprieto en más de una ocasión. A continuación ofrecemos cinco consejos para minimizar el consumo de datos móviles.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Datos moviles

Usar la conexión WiFi

Suena muy obvio, pero muchas veces no se tiene en cuenta o se olvida. Si tenemos cerca un punto de acceso WiFi del que conocemos la contraseña o que es libre, lo mejor es apagar la conexión móvil para conectarnos a la red inalámbrica, además de que ahorraremos datos también podremos navegar más rápidamente. Cuando estemos en casa, en el trabajo o en casa de algún amigo siempre podemos configurar la conexión, así cuando volvamos nuestro terminal se conectará automáticamente a las redes ya conocidas.

Controlar los datos consumidos

Plataformas como Android y recientemente Windows Phone 8 (a través de la actualización GDR2) cuentan con aplicaciones que ayudan a controlar el consumo de datos móviles, incluso se puede establecer un límite para que nos avise antes de alcanzarlo. Es muy interesante saber cuántos datos llevamos consumidos para así frenarnos un poco si fuera necesario. Este tipo de sistemas  nos dejan consultar el consumo separado por aplicaciones, así también podemos detectar si hay alguna que esté disparando el consumo.

Desactivar notificaciones Push

Las notificaciones Push sirven para que nuestro terminal reciba avisos a tiempo real, por ejemplo que recibamos un correo electrónico justo en el momento. Resulta muy útil pero al mismo tiempo consume muchos datos móviles porque esta constantemente comprobando si hay notificaciones nuevas. En este caso podemos configurar que sólo busque cada 15 o 30 minutos, así se minimiza el consumo.

Evitar vídeos HD en streaming

Los vídeos en alta definición en streaming son verdaderos devoradores de datos móviles, por eso si vamos a ver una película o serie en nuestro tablet o smartphone lo mejor es que nos esperemos a estar en una red WiFi. Si son vídeos cortos no suponen tanto problema siempre y cuando no veamos muchos al día. Lo mejor es llevar cuidado para no disparar el gasto de la red 3G o 4G.

Configurar servicios para que usen sólo WiFi

Por último también es interesante configurar ciertos servicios para que sólo funcionen a través de redes WiFi. Hay servicios que permiten esta distinción como por ejemplo  las actualizaciones automáticas de Android, las cargas de la cámara de DropBox y SkyDrive o las videollamadas por FaceTime del iPhone. Si lo configuramos correctamente evitaremos sorpresas cuando consultemos el consumo mensual.

Otras noticias sobre... ,