Desde ayer por la tarde iOS 7 ya se puede descargar en todos los iPhone, iPad y iPod Touch compatibles. La última entrega del sistema móvil de Apple supone un antes y un después en la historia de la plataforma por el radical cambio de diseño al que la han sometido. Tras la actualización parece que tenemos un dispositivo totalmente distinto, al menos en apariencia ya que el funcionamiento es esencialmente el mismo, con nuevas funciones, pero el mismo al fin y al cabo. Tras varias horas probando lo nuevo de Apple en un iPad Mini, hacemos un repaso de sus características más destacadas y lo que nos ha parecido cada una de ellas.

Diseño

El diseño está siendo objeto de polémica desde que Apple lo mostrara a principios de junio y hay a quienes les gusta pero también hay opiniones menos positivas. En nuestro caso consideramos que era necesario un cambio de rumbo en este sentido y se agradece poder tener una interfaz diferente, aunque esto no implica necesariamente que sea mejor. En general el diseño es limpio y se ha conseguido crear una apariencia mucho más bidimensional al eliminar brillos y otros efectos realistas. Para compensar esa apariencia tan plana se ha incluido el efecto llamado “parallax”, que crea una ilusión de tridimensionalidad entre los iconos y el fondo cuando movemos el dispositivo, es curioso pero no tiene utilidad ninguna. Quizás el equipo de diseño ha pecado de ser demasiado efectistas, han eliminado algunos efectos pero han añadido otros que no eran necesarios. Las animaciones son demasiado pomposas y a veces los iconos se mueven demasiado, por ejemplo cuando salimos de una aplicación para volver a la pantalla de inicio. Otro detalle que no nos gusta es que los fondos son demasiado blancos en aplicaciones como Ajustes, Calendario y demás; este cambio por tonos tan luminosos impacta negativamente en la duración de la batería, aunque hay que decir que queda muy bien y el texto resalta más. Hablando de texto, la tipografía es la gran protagonista de la interfaz, una sencilla Helvetica Neue que le da un aspecto serio pero también muy limpio y despejado.

Habíamos hablado del cambio en el diseño como algo positivo, sin embargo es necesario un periodo de adaptación para poder utilizar el sistema de forma fluida. Nos ha pasado en más de una ocasión que no hemos encontrado el icono que estábamos buscando porque el diseño de éste es muy distinto. Todo ha sido modificado pero en general se mantiene una estética parecida, sin embargo en aplicaciones como Fotos o Game Center se ha apostado por imágenes totalmente diferentes. Otro detalle que no es muy acertado son las carpetas. Lo bueno del cambio que han sufrido es que ahora aceptan un número ilimitado de iconos, pero lo malo es que cuando las abrimos se muestran como un pequeño recuadro en la pantalla que sólo cuenta con nueve aplicaciones a la vez y nos obliga a ir pasando páginas. Habría sido mucho mejor aprovechar más pantalla y que las páginas fueran menos (más abajo hay una imagen con la previsualización de las carpetas).

En general el nuevo estilo de iOS 7 peca de efectista y quizás no hay una unidad tan sólida como antaño, hay demasiados colores en los iconos y los efectos de degradado le dan un toque un poco infantil que no gustará a todos los usuarios. A pesar de ello consideramos que el cambio es bueno pero, como todo, también es mejorable.

Centro de Control

Esta es una de las mejoras más interesantes y necesarias que encontramos en iOS 7. El Centro de Control es un panel que se despliega deslizando desde la parte inferior de la pantalla y ofrece acceso a algunas herramientas muy usadas como por ejemplo la conexión 3G, WiFi, Bluetooth, el modo avión o el modo no molestar. También nos permite activar la linterna, acceder a la cámara de fotos, controlar el reproductor musical, el brillo de la pantalla o el volumen entre otras cosas. Esta función ahorra mucho tiempo y además se puede activar desde cualquier parte, incluidas las aplicaciones y la pantalla de bloqueo (aunque esta opción se puede desactivar para no accionarlo por accidente). Como decíamos es una función muy necesaria que debería haber estado disponible hace años, pero más vale tarde que nunca.

Centro de Notificaciones

El Centro de Notificaciones ya era un apartado que conocíamos desde iOS 5, pero en esta ocasión también ha pasado por chapa y pintura y además cuenta con nuevas funciones. Lo más destacable es que se compone de tres páginas que podemos ir viendo si deslizamos hacia los lados. La primera página recoge los eventos o recordatorios programados para el día en el que nos encontramos, en la siguiente hay una lista de todas las notificaciones recibidas y en la última sólo se muestran las nuevas notificaciones que todavía no hemos leído. En la versión para iPhone también están los widgets de Tiempo y Bolsa. Está bien que hayan ampliado las capacidades de este desplegable creando tres apartados bien diferenciados, sin embargo siguen sin permitir añadir más widgets, podría ser interesante que los desarrolladores pudieran crear sus propios widgets para el Centro de Notificaciones., quizás en iOS 8.


Multitarea

El sistema de multitarea que había en iOS 6 y versiones anteriores era bastante incómodo de manejar, sobre todo a la hora de cerrar las aplicaciones. La nueva interfaz de multitarea nos lleva a una pantalla completa donde se muestran las previsualizaciones de todas las aplicaciones que tenemos abiertas en ese momento. Resulta mucho más cómodo a la hora de ver concretamente qué página estábamos visitando en Safari o qué foto estábamos viendo en Instagram. Lo mejor de todo es que para ir cerrando aplicaciones sólo hay que deslizarlas hacia arriba, como si las tirásemos fuera de la pantalla. Apple ha mejorado este apartado pero de nuevo se les ha olvidado incluir un botón que nos permita cerrar todas las aplicaciones al mismo tiempo para no tener que ir de una en una.

Cámara y Fotos

El apartado fotográfico también ha sido modificado con la nueva entrega y ahora la interfaz de la cámara es diferente, aunque el cambio no es tan radical como en otros apartados. Resulta bastante cómodo pasar entre los modos Foto, Vídeo, formato 1:1 (fotos cuadradas) y Panorama simplemente deslizando hacia los lados o arriba y abajo en el caso del iPad. Donde vemos más cambios es en la aplicación Fotos, donde se almacenan todas las capturas y los vídeos. Para empezar ahora todo se organiza por fecha y ubicación y se agrupa en lo que Apple denomina Colecciones, así resulta mucho más sencillo encontrar las fotos de un día concreto sin tener que navegar por todas ellas. Si vamos un paso más allá también podemos ver todas las imágenes agrupadas por Años, que a su vez se componen de colecciones. Además cada colección se compone de Momentos divididos por días. En total tendríamos Años – Colecciones – Momentos, una forma más práctica de organizar y localizar imágenes. Otro detalle interesante en este apartado es la nueva opción de edición de imágenes, los filtros. Cuando editamos una imagen aparece esta nueva opción que permite cambiar la tonalidad de la fotografía y ofrece hasta ocho efectos diferentes, algo así como la alternativa a Instagram que ofrecen los de Cupertino.

Otras novedades

Por último agrupamos en un único apartado otras funciones menos llamativas, pero que igualmente llegan como novedades en iOS 7. Por ejemplo tenemos AirDrop, un servicio que funciona vía Bluetooth y que permite compartir archivos de forma inalámbrica, eso sí, solamente entre dispositivos Apple. El navegador Safari también ha sido totalmente rediseñado y ahora la barra de URL también sirve para buscar (igual que sucede en Chrome). Una función que nos ha gustado bastante es que las actualizaciones de aplicaciones se hacen automáticamente cuando hay bastante batería y estamos conectados a una red WiFi. También vemos una ventaja en la eliminación de la página de búsqueda SpotLight, ahora basta con deslizar hacia abajo en la pantalla de inicio y aparece la búsqueda. iOS 7 también es compatible con Vimeo y Flickr, para configurarlo hay que iniciar sesión desde Ajustes.

Por último hablamos del menú de Ajustes o configuración, que está plagado de novedades que suelen pasar desapercibidas pero que merece la pena explorar. Por ejemplo el menú de Accesibilidad nos permite invertir los colores, ampliar el tamaño del texto o poner la letra en negrita si nos cuesta leer. También es posible desactivar el efecto Parallax, añadir fondos de pantalla animados y mucho más.

Conclusiones

A nivel de funciones, iOS 7 nos ha parecido la actualización que Apple debería haber hecho con iOS 4 o iOS 5 como mucho. El Centro de Control es una característica muy necesaria a la que se han resistido durante demasiado tiempo, y lo mismo sucede con la multitarea o el nuevo Centro de Notificaciones. Lo que han hecho en Apple es ir cogiendo ideas de aquí y allí (por ejemplo Android y Windows Phone) para configurar estas nuevas características, lo curioso es que nos lo venden como algo totalmente innovador cuando ya existía hace años. En este sentido iOS 7 no trae mejoras revolucionarias, pero sí necesarias, y mucho.

A nivel de diseño es más complicado establecer un veredicto, al menos en lo relativo a la apariencia ya que aquí el gusto personal de cada usuario juega un papel crucial. En nuestro caso no nos parece un diseño malo, lo que sí vemos son algunos fallos a nivel de coherencia, sobre todo porque los iconos no están del todo unificados. Como ya hemos dicho consideramos que en Apple se les ha ido bastante la mano con  las animaciones y ciertos efectos como degradados o colores pastel. No obstante, iOS 7  trae funciones y un cambio en el diseño que a nuestro modo de ver eran muy necesarios, aunque quizás lo mejor hubiera sido hacerlo mucho antes para ir por delante de la competencia y no a rebufo como está sucediendo ahora.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,