El Samsung Galaxy Core es uno de los smartphones de gama de entrada más populares del catálogo de Samsung gracias a que cuenta con un perfil técnico bastante equilibrado, pero sobre todo por su precio ajustado (en torno a 170 euros libre) y las ofertas de las operadoras. Recientemente la compañía amplió la gama con el Samsung Galaxy Core Advance, que como su propio nombre indica tiene algunas características más avanzadas. Pero ahí no queda todo y ayer mismo desde Samsung anunciaban la llegada de un tercer modelo: el Samsung Galaxy Core 4G. El último en llegar tiene conectividad 4G, pero además su perfil técnico es distinto a los otros dos. Hacemos un repaso de las diferencias más importantes entre estos tres modelos.

Pantalla y diseño

El Samsung Galaxy Core original apuesta por una pantalla  con diagonal de 4,3 pulgadas, es el más manejable de todos ellos y tiene 480 x 800 píxeles de resolución. Con el Samsung Galaxy Core Advance, la compañía apuesta por el concepto de pantalla grande también en su gama de entrada, colocando un panel de 4,7 pulgadas que ofrece imágenes más amplias. Sin embargo al mantener la misma resolución, el nivel de nitidez desciende ligeramente. Por su parte el Samsung Galaxy Core 4G se sitúa a medio camino entre sus dos compañeros, con un panel de 4,5 pulgadas que se encuentra en equilibrio entre lo manejable y la experiencia de una pantalla grande. Lo mejor de este modelo es sin duda que la resolución es 960 x 540 píxeles, por lo que es el más nítido de los tres.

En cuanto al diseño no hay diferencias notables desde el punto de vista estético, ya que Samsung mantiene una línea muy unificada a la hora de crear sus dispositivos. Sin embargo se nota una apariencia más tosca y abultada en el Samsung Galaxy Core original, mientras que se ha refinado considerablemente en los otros dos modelos. El Samsung Galaxy Core Advance ofrece unos controles diferentes en el frontal, con tres botones físicos que facilitan la presión y también dos botones en el lateral para hacer fotos o guardar notas de voz. El tamaño está bastante igualado, aunque lógicamente varía un poco según el tamaño de la pantalla.

Cámara

Samsung no ha modificado la resolución de la cámara en las tres ediciones de este modelo, manteniendo un sensor de 5 megapíxeles en todos los casos. Con esta resolución se pueden capturar imágenes con un tamaño adecuado para verlas en una pantalla más grande, por ejemplo el ordenador, o incluso imprimirlas en un formato intermedio con buena calidad. Todos ellos incluyen enfoque automático y flash LED para los disparos en condiciones de poca luz, pero algunos añaden más funciones. Como ya hemos dicho, el Samsung Galaxy Core Advance cuenta con un botón dedicado en el lateral del chasis, pero además tiene funciones como Sound & Shot y una guía por voz que indica cuando se ha encuadrado bien la toma. En el caso del Samsung Galaxy Core 4G se ha ido más allá aportando otras funciones como Best Photo  o Buddy Photo Share, además de que puede grabar vídeos FullHD. El Samsung Galaxy Core graba en calidad 480p y el Samsung Galaxy Core Advance se contenta con vídeos VGA. Los tres llevan cámara delantera con resolución VGA, que equivale a 0,3 megapíxeles.

Potencia, memoria y sistema operativo

El procesador es uno de los puntos que se ha mantenido inmutable con los tres modelos de la gama Galaxy Core. Samsung apostó desde el principio por un chip de doble núcleo que funciona a 1,2 Ghz de velocidad de reloj y está apoyado por 1 Gb de memoria RAM. No es la configuración más puntera que se puede encontrar, eso está claro, pero no hay que olvidar que estamos ante tres dispositivos de gama media-baja. No obstante los dos terminales más nuevos podrían haber subido el listón en este sentido.

La memoria interna también mantiene un empate con un fondo de 8 Gb de almacenamiento. Sin embargo hay que tener en cuenta que de todo este espacio, al menos la mitad es ocupada por el sistema operativo y el paquete de servicios de Google, por lo que en muchos casos será necesario recurrir a la ampliación de la capcidad con tarjetas de memoria MicroSD (los tres aceptan unidades de 64 Gb como máximo).

También están igualados en el sistema operativo, pero el Samsung Galaxy Core es el que juega en mayor desventaja porque tiene Android 4.1 Jelly Bean, aunque tampoco es que los otros dos tengan una versión actual -es 4.2 Jelly Bean. Las funciones incluidas suma puntos para el Samsung Galaxy Core Advance, que tiene varios sistemas de accesibilidad como el modo fácil, Optical Scan para leer textos a través de la cámara, Light sensing o Screen Curtain. Tanto éste como el Samsung Galaxy Core 4G tienen otras funciones como S Voice, S Translator o S Health.


Conectividad y autonomía

El apartado de conexiones mantiene más o menos la misma tónica del resto de la comparativa, en la que el Samsung Galaxy Core original se queda un poco atrás en comparación a los nuevos modelos. Los tres comparten sistemas como la conectividad 3G (más lenta en el Galaxy Core), el puerto WiFi, Bluetooth, la antena GPS y las conexiones físicas (MicroUSB y minijack de auriculares). Ya con el Samsung Galaxy Core Advance se suma un chip NFC, pero con el Samsung Galaxy Core 4G se sube la apuesta a la conexión WiFi Direct, el DLNA y por supuesto la opción de conectarse a redes móviles 4G o LTE.

Con la batería sigue la misma línea ascendente del primer modelo al último, justificada en parte por la incorporación de piezas que requieren más energía como las pantallas o las conexiones. El Samsung Galaxy Core cuenta con una batería de 1.800 miliamperios que puede estar encendida 9 horas en uso y hasta 300 horas en reposo. Los Samsung Galaxy Core Advance y Samsung Galaxy Core 4G cuentan con baterías de 2.000 y 2.100 miliamperios respectivamente, pero no se ha facilitado su tiempo de duración -aunque no debería distar demasiado del primer modelo.

Conclusiones

Samsung ha ido mejorando su exitosa gama Galaxy Core desde un primer modelo que ahora queda un poco atrás con funciones como la grabación 480p, la conexión 3G a 7,2 Mbps  o Android 4.1 Jelly Bean. El Samsung Galaxy Core Advance sube el listón apostando por una pantalla grande, nuevas conexiones y sobre todo las funciones enfocadas a la accesibilidad. Por último el Samsung Galaxy Core 4G reduce la pantalla, pero sube la resolución, aporta la conexión 4G y nuevas funciones de software para la cámara y el sistema.

Ficha comparativa

Samsung Galaxy Core Samsung Galaxy Core Advance Samsung Galaxy Core 4G
Pantalla TFT 4,3 pulgadas
800 x 480  píxeles
217 ppi
TFT 4,7 pulgadas
800 x 480  píxeles
198 ppi
TFT 4,5 pulgadas
960 x 540 píxeles
245  ppi
Peso y dimensiones 129,3 x 67,6 x 8,95 mm
124 gr
133,3 x 70,5 x 9,7 mm
145 gr
132.9 x 66.3 x 9.8 mm
Procesador Procesador de doble núcleo a 1.2 GHz Procesador de doble núcleo a 1.2 GHz Procesador de doble núcleo a 1.2 GHz
Memoria RAM 1 Gb 1 Gb 1 Gb
Memoria interna 8 GB + microSD de 64 GB 8 GB + microSD de 64 GB 8 GB + microSD de 64 GB
Sistema Operativo Android 4.1.2 Jelly Bean Android 4.2 Jelly Bean Android 4.2 Jelly Bean
Cámara 5 MP
AF
Flash LED
Vídeo 480p
Frontal 0.3 MP (VGA)
5 MP
AF
Flash LED
Vídeo VGA
Frontal 0.3 MP (VGA)
5 MP
AF
Flash LED
Vídeo FullHD
Frontal 0.3 MP (VGA)
Conectividad 3G 7,2 Mbps
Wi-Fi
aGPS
Bluetooth
MicroUSB
Audio-jack
3G 14,4 Mbps
Wi-Fi
aGPS
Bluetooth
NFC
MicroUSB
Audio-jack
4G (LTE)
3G 21 Mbps
Wi-Fi
Wi-Fi Direct
aGPS
Bluetooth
DLNA
NFC
MicroUSB
Audio-jack
Autonomía 1.800 mAh
Conversación: 9 horas
Reposo: 300 horas
2.000 mAh
Conversación: –
Reposo: –
2.100 mAh
Conversación: –
Reproducción: –
+ info Samsung Galaxy Core
Samsung Galaxy Core Advance Samsung Galaxy Core 4G

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...