La plataforma iOS puede presumir de contar con un ecosistema de aplicaciones muy extenso y de gran calidad. La App Store está a rebosar de títulos muy interesantes agrupados en infinidad de categorías, tanto de pago como gratis. Es habitual que descarguemos muchas aplicaciones en nuestro iPhone o iPad, pero es más común todavía que muchas de ellas no sean muy prácticas o dejemos de usarlas pasado un tiempo. Hacer una limpieza de aplicaciones de vez en cuando libera espacio en el terminal y además despeja la pantalla de inicio, permitiéndonos organizar el contenido que sí usamos de una forma más lógica y cómoda para el uso diario. El sistema para borrar aplicaciones en los iPhone y iPad es muy sencillo, pero si lo que buscas es hacer una limpieza más profunda para deshacerte de aplicaciones que no usas, te ofrecemos una solución más cómoda que te permitirá identificar y eliminar esas funciones que están ocupando espacio.

Hacer una limpieza de aplicaciones es recomendable de cuando en cuando, aunque la frecuencia también dependerá de la capacidad de almacenamiento de nuestro dispositivo. Por ejemplo si tenemos un iPhone de 64 Gb podremos acumular muchas aplicaciones sin que se llene la memoria, pero si tenemos un dispositivo de 16 Gb tendremos que estar al tanto más a menudo. En cualquier caso, si lo que queremos es borrar una aplicación de forma puntual, lo más práctico es mantener pulsado el icono hasta que empieza a temblar y después pulsar en la X que aparece en la esquina. Sin embargo, al hacer una limpieza podemos usar un método más efectivo, sobre todo de cara a elegir bien aquellas funciones que vamos a borrar.

Dentro del menú Ajustes, en el apartado General, está la opción Uso. En este sub-menú veremos una lista con todas las aplicaciones que tenemos instaladas en el iPhone o iPad, ordenadas empezando por la que más espacio ocupa y acabando en la que menos pesa. Si vamos comprobando el espacio que ocupa cada función podremos decidir mejor cuales de ellas merece la pena mantener y cuales se pueden borrar. Pero además, para borrarlas sólo hay que pulsar sobre la que queramos y eliminarla, sin tener que salir del menú Ajustes. Cuando se trata de borrar varias aplicaciones seguidas es una método más rápido y que además nos permite ver al momento cuánto espacio se ha liberado. Sin embargo, insistimos en que para borrar aplicaciones de forma puntual es más cómodo el sistema clásico.

Los dos métodos borran la misma cantidad de datos del dispositivo, no hay diferencia más allá de la forma de llevarlo a cabo. Por último recomendamos hacer una limpieza de vez en cuando en los iPhone y iPad para evitar llenar mucho el dispositivo ya que, cuando queda poca memoria, es cuando se empiezan a producir fallos y el sistema se ralentiza. Si mantenemos bastante espacio libre el sistema funcionará de forma mucho más fluida y de paso evitaremos llenar la pantalla de inicio de aplicaciones que realmente no usamos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,