La competición en el sector tecnológico es intensa, tanto a la hora de lanzar los mejores productos como de denunciar cualquier jugada desleal por parte de otra compañía. El último litigio tiene por protagonistas a Samsung y Nvidia. El motivo: Nvidia habría falseado información en una prueba de rendimiento, haciendo que su procesador Nvidia Tegra K1 quede por encima del Exynos 5433 que llevan algunas versiones del Samsung Galaxy Note 4. La historia del desencuentro entre estas dos empresas no empieza ahora. Hace dos meses, Nvidia denunció a Samsung y Qualcomm por una supuesta violación de patentes. Samsung ha contraatacado a la empresa de tarjetas gráficas y todo indica que el proceso podría alargarse bastante. No es la primera vez que se escucha que un fabricante ha alterado pruebas de rendimiento (benchmark) para hacer que su smartphone quede en primer puesto -de hecho, la propia Samsung fue pillada con las manos en la masa en marzo de este año, cuando falsearon datos benchmark de los Samsung Galaxy Note 3 y Samsung Galaxy S4.

La imagen superior muestra los resultados de una prueba de rendimiento benchmark, realizada con el software AnTuTu. El procesador Nvidia Tegra K1 queda en primer puesto, con una puntuación de 41.736, mientras que el Samsung Exynos 5433 queda segundo, con 40.303 puntos. El Nvidia Tegra K1 está formado por una CPU de cuatro núcleos Cortex A15 que funcionan a 2,3 Ghz. Además, lleva un núcleo adicional de bajo consumo para ahorrar batería. Por otro lado, la GPU está compuesta de 192 núcleos CUDA, un sistema que se usa en las tarjetas gráficas de los ordenadores, y que soporta tecnologías como OpenGL 4.4 y DirectX11, todo sobre arquitectura Kepler. Por su parte, el Exynos 5433 está formado por cuatro núcleos de bajo consumo Cortex A53, funcionando a 1,3 Ghz. Lleva otro chip de cuatro núcleos con arquitectura Cortex A57 y que funciona a 1,9 Ghz. Ambos están fabricados con el proceso de 20 nm. Este chip se encuentra en algunas ediciones del Samsung Galaxy Note 4, mientras que el Nvidia Tegra 1 viene en el tablet SHIELD de Nvidia.

Según Samsung, el Nvidia Tegra K1 no es tan potente como asegura esa prueba de rendimiento, indicando que Nvidia ha alterado los resultados de forma artificial. Como era de esperar, desde Nvidia lo niegan, asegurando que probaron ambos equipos nada más sacarlos de la caja, sin aplicar ningún tipo de modificación. En la demanda, además de la supuesta falsificación de los resultados, Samsung también les acusa de violar seis de sus patentes. Como decíamos, los resultados de las pruebas benchmark han sido alterados en el pasado, y no sólo por Samsung. Estas herramientas resultan muy prácticas si queremos conocer el rendimiento de un dispositivo móvil, para ver a qué nivel está con respecto a la competencia, pero en muchos casos suelen ser más bien un motivo de polémica. Habrá que esperar para ver en qué queda el conflicto legal entre Samsung y Nvidia.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,