Las actualizaciones son el principal problema que presenta Android como plataforma. La enorme diversidad de smartphones de distintos fabricantes no pone las cosas fáciles para que las nuevas versiones lleguen a todos los usuarios a tiempo, y a veces incluso ni llegan. Las principales marcas compiten entre sí para ver quien lanza el smartphone más completo, pero también se enfrentan en el terreno de las actualizaciones. Aunque sigue habiendo retrasos importantes, algunas compañías como Samsung se están aplicando en este sentido, tratando de ofrecer las últimas versiones de Android lo más pronto posible. Samsung empezó a actualizar el Samsung Galaxy S5 tan sólo un mes después del lanzamiento del código fuente de Android 5.0 Lollipop y desde entonces la nueva entrega se ha ido extendiendo por el resto de la gama alta del fabricante. Tal y como publica el blog SamMobile, el siguiente en la lista es el Samsung Galaxy S4, el buque insignia de la marca en 2013 empezó a actualizarse hace unos días, pero solamente en Reino Unido. Ahora llegan noticias de que la actualización ha dado el salto a Francia, indicando que su llegada al resto del territorio europeo está cada vez más cerca.

Los usuarios del Samsung Galaxy S4 podrían recibir muy pronto la notificación de actualización disponible en sus equipos. Se trata de un smartphone lanzado en abril de 2013, por lo que está a punto de cumplir dos años de edad. Normalmente los móviles con esta antigüedad se suelen quedar sin actualizarse o, si lo hacen, puede tardar mucho más tiempo. Sin embargo, en este caso Samsung ha decidido seguir dándole tratamiento de gama alta, colocándolo a la cola de las actualizaciones tras el Galaxy S5, el Galaxy Note 4 y el Galaxy Note 3.


Según el blog TalkAndroid, los Samsung Galaxy S4 ya están empezando a actualizarse a Android 5.0 Lollipop en Francia, pero solamente las variantes que no están atadas a un operador, es decir, teléfonos libres. Es la práctica habitual, empezar por los modelos libres y después los de los operadores, ya que el proceso es más complejo para los segundos. Del mismo modo, Samsung no lanza las actualizaciones de forma global, sino que lo hacen en varias fases escalonadas. Normalmente suelen empezar primero en un único país, como Alemania o Polonia, donde prueban la actualización durante algunas semanas. Una vez están seguros de que es estable, empieza su despliegue por el resto del continente. Así lo hicieron con la actualización para el Samsung Galaxy S5, que empezó a recibir la nueva versión  en Polonia.

La nueva entrega pesa 729,59 Mb, un tamaño más ajustado que el de otras versiones, que superan el Gb de espacio holgadamente. Es posible que Samsung haya simplificado su capa visual TouchWiz, como ya han hecho con el Samsung Galaxy S6, para conseguir que el rendimiento del equipo no se vea afectado. Estaremos atentos para ofrecer todas las novedades sobre la actualización de Android 5.0 Lollipop para el Samsung Galaxy S4.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,