Google puede presumir de contar con la plataforma móvil más extendida en todo el mundo. Hablamos, por supuesto, de Android, el sistema operativo que está instalado en la gran mayoría de smartphones del planeta. La compañía actualizó la plataforma hace varios meses, estrenando una nueva interfaz más intuitiva y nuevas funciones. Android 5.0 Lollipop ya se ha desplegado por toda la gama Nexus y está llegando a otros móviles de distintos fabricantes. Sin embargo, no es el único sistema operativo del gigante de Internet. En 2009, Google anunciaba esta nueva propuesta pensada para ordenadores portátiles, concretamente netbooks, que funciona de forma muy distinta a la de otros sistemas operativos como  Windows y Mac OS. Hablamos de Chrome OS. En un momento en el que otros como Microsoft se afanan en unificar sus distintas plataformas, Google sigue teniendo dos sistemas separados, pero el acercamiento entre ambos es evidente y seguirá aumentando según el blog Android Authority.


La política de Microsoft con Windows 10 es bastante distinta a la de Google con Android y Chrome OS. El primero está trabajando muy duro en unificar todo el sistema, englobando ordenadores, tabletas, convertibles y por supuesto smartphones. Sin embargo, Google no ha seguido el mismo camino con Chrome OS. Como decíamos, el sistema de Google para ordenadores tiene una estructura distinta. Un Chromebook está pensado para trabajar conectados a Internet de forma prácticamente permanente. El dispositivo no tiene programas instalados más allá del navegador Google Chrome y añade otras funciones mediante la descarga de extensiones. Podemos escribir un documento  o hacer una hoja de cálculo a través de Google Drive, y todo quedará almacenado en la nube. Las ventajas de los Chcomebooks son su ajustado precio, la rapidez del sistema y que no hay actualizaciones, sino que se mantienen actualizados de forma remota. Pero también tiene inconvenientes, y no son poca cosa. Si no tenemos conexión a Internet el equipo se limita de forma notable y además estamos obligados a usar las extensiones de Chrome para tareas como retocar fotos, en las que no ofrece una solución cómoda ni mucho menos profesional. A pesar de ello Chrome OS está mejorando sus cifras, alcanzando un 14% de las ventas de portátiles en USA en 2014, frente al 8% que se registró en 2013.

Chrome OS ha recibido duras críticas que auguraban su rápida desaparición ante la imposibilidad de competir contra los sistemas operativos dominantes. El paso lógico para conseguir una mayor adopción de Chrome OS sería integrarlo totalmente con Android, plataforma que cuenta con una cuota de mercado mucho mayor. Sin embargo esta la intención de Google con esta propuesta no es la de competir, sino la de conseguir que un mayor número de usuarios use sus servicios. En este sentido, Google no necesita unir ambos servicios bajo un mismo sistema, pero el acercamiento entre ambos es más que evidente, tal y como ya auguraron en la presentación en 2009. Cada vez hay más aplicaciones compatibles con ambas plataformas y Google facilita la creación de nuevas herramientas a los desarrolladores. La interfaz se ha ido ajustando a los cambios de diseño de Android y se espera que próximamente lleguen más funciones para ambos sistemas. Easy Unlock permitirá desbloquear el portátil si el móvil está cerca y también habrá un sistema de notificaciones unificado para ambos sistemas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,