Lo de Samsung con las pantallas flexibles acaba de empezar. La compañía ya ha introducido pantallas flexibles en varios de sus productos móviles y hay pruebas de que la compañía sigue investigando esta tecnología con gran interés. Empezaron con el Samsung Galaxy Round, un terminal que presenta una curva bastante pronunciada en su pantalla, pero que se quedó únicamente en Corea del Sur. Más tarde la compañía lanzaba el reloj Samsung Gear S, también con un panel curvo que se adapta a nuestra muñeca. Pero ahí no queda todo, en septiembre del año pasado presentaban el Samsung Galaxy Note Edge con una pantalla envolvente hacia uno de los laterales. El último móvil de pantalla curva de la compañía es el Samsung Galaxy S6 Edge, que sigue el concepto del Note Edge, pero curva el panel hacia ambos lados. Samsung sigue trabajando en posibles usos para pantallas flexibles y se ponen muy futuristas en una de las últimas patentes registradas. El documento detalla una especie de smartphone de pantalla flexible que podría doblarse hasta convertirse en un  brazalete.


Los detalles de esta patente han sido publicados por PatentlyApple, una web que de dedica a publicar novedades de la marca de la manzana, pero que en este caso ha hecho una excepción. Como siempre decimos, el registro de una patente no es garantía de que el producto descrito vaya a terminar haciéndose realidad. En este caso se describe un producto que, de construirse, sería dentro de algunos años. El dibujo describe un dispositivo flexible que se podría doblar sobre sí mismo hasta formar una especie de brazalete -bastante ancho, por cierto. No hay esquemas del dispositivo desplegado, pero asumimos que tendría una forma similar a la de un smartphone, aunque quizás más alargado y ligeramente más estrecho. El equipo se podría clasificar como un cruce entre smartphone y wearable que podríamos colocar en la posición que más nos convenga en cada momento. El chasis del equipo estaría formado por muchas piezas articuladas que permitirán doblarlo, además de que la pantalla será una OLED flexible.

Hasta ahora, las únicas pantallas flexibles que Samsung ha incluido en sus dispositivos están fijas, es decir, que no las podemos doblar nosotros mismos. Samsung lleva trabajando con pantallas flexibles desde hace cinco años, según PatentlyApple, y las pantallas plegables son uno de sus objetivos. Este es sólo un ejemplo de un equipo flexible, pero las aplicaciones de esta tecnología son mucho más amplias. No es el primer concepto de este tipo que muestra Samsung, hace tiempo también apuntaron a la posibilidad de crear equipos con pantallas enrollables, para así poder extenderla cuando la estamos usando y después enrollarla al transportarlo. Como decíamos, este smartphone-brazalete no parece muy cómodo por la anchura, pero es una idea interesante de cara al futuro. Habrá que seguir esperando para ver nuevas propuestas con este tipo de pantallas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...