Las pantallas grandes se han convertido en una prioridad para muchos usuarios a la hora de elegir teléfono. Hace años, la telefonía móvil tendía a la miniaturización, tratando de ofrecer los dispositivos más compactos para que apenas los notáramos en el bolsillo. Sin embargo, los smartphones dieron un giro radical a esta idea al usar pantallas táctiles, y más tarde se empezaron a popularizar las pantallas táctiles de formato más amplio. Samsung es el principal culpable de que ahora se vendan más móviles de pantalla grande, y es que fueron ellos los que iniciaron la categoría de los phablets o tabletófonos con el Samsung Galaxy Note allá por septiembre de 2011. La cosa se les fue de las manos en algunos casos, con teléfonos con pantallas de más de 6 pulgadas, pero parece que la cosa se está estabilizando y ahora la mayoría de marcas apuesta por la amplitud, pero con cierta medida. El último informe de la consultora Gfk lo deja bien claro. Las pantallas grandes venden, y lo hacen igual de bien que los equipos más compactos.

El primer trimestre de 2015 se cerró hace más de un mes y Gfk ya tiene los datos acerca del mercado de smartphones. Los denominados phablets, que según este informe serían aquellos terminales cuya pantalla supera las 5 pulgadas, han alcanzado nada menos que un 47% del total de todas las ventas, mientras que el año pasado se conformaban con un 32%. En total, se han vendido 166 millones de smartphones con pantallas de más de 5 pulgadas, que se dice pronto. El crecimiento de este tipo de dispositivos es más exagerado en Estados Unidos, donde la popularidad de móviles como el Nexus 6 o el iPhone 6 Plus han elevado el porcentaje a un 70% (59% el año pasado).

El motivo de que las cifras sean tan altas tiene que ver con el lanzamiento de muchos móviles de gama media con pantallas grandes, una prestación que antes se solía reservar para los equipos más avanzados  y que ahora se ha democratizado en cierto modo. Además, el hecho de que se englobe todos los móviles con panel de más de 5 pulgadas también engorda las cifras. Para muchos usuarios, un móvil con pantalla de 5 o 5,2 pulgadas no es un phablet. En estas dimensiones todavía nos movemos en los límites de la funcionalidad y se han popularizado casi como el tamaño estándar de cualquier móvil de gama alta. Es complicado establecer una frontera entre lo que es smartphone y lo que es phablet, pero consideramos que la frontera está más cerca de las 5,5 pulgadas.

Por otro lado, la cifra de ventas de terminales con conectividad 4G ha alcanzado un 50% por primera vez durante el primer trimestre del año. Los usuarios quieren una conexión más veloz y además el sistema se ha desplegado en nuevas regiones. En cuanto a las ventas globales de smartphones, han aumentado un 7% con respecto al año pasado. En Europa han subido un 12%, pero el precio medio de los dispositivos vendidos baja, debido a que países como Francia o España compramos teléfonos más baratos en consecuencia a las duras medidas económicas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.