Con el paso de los años se han ido haciendo más pequeñas, pero es cuestión de tiempo hasta que desaparezcan. Hablamos de las tarjetas SIM, esas pequeñas piezas sin las que nuestros smartphones no nos permitirían hacer llamadas, recibir mensajes o conectarnos a una red móvil. Las tarjetas SIM han sido una constante desde la llegada de los primeros móviles, pero tienen los días contados. Primero estaban las SIM normales, después llegaron las MiniSIM, las MicroSIM y finalmente las NanoSIM. Esta constante miniaturización va a continuar hasta que esta pieza sea una cosa del pasado y tengamos tarjetas SIM virtuales o e-SIM. La GSMA, la alianza que regula los estándares de la industria, ya está impulsando esta iniciativa y han conseguido el apoyo de operadores y algunos fabricantes móviles. Apple todavía está en negociaciones, pero Samsung ya se ha sumado a esta iniciativa que estará en marcha en 2016, lo que significa que los Galaxy S7 y Note 6 ya deberían contar con una e-SIM.

La noticia ha sido publicada por Financial Times, donde aseguran que la GSMA ya ha puesto en marcha la implantación de las tarjetas e-SIM como estándar en la industria, por lo que es cuestión de tiempo hasta que se convierta en la norma. Este sistema permitiría cambiar entre operadores muy rápidamente y eliminaría todos los engorros que suponen las tarjetas SIM tradicionales. Nos obligan a extraerlas cada vez que cambiamos de teléfono, a veces se pierden y sus duplicados cuestan dinero. No es un sistema precisamente cómodo, por eso nos extraña que hayan tardado tanto en implementarlo. La GSMA ha confirmado que Samsung ya ha aceptado esta nueva iniciativa que estará lista en 2016, por lo que sus próximos smartphones para el próximo año contarían con este sistema.

Además de evitarnos los engorros que supone intercambiar tarjetas SIM, la llegada de las e-SIM permitirá a los fabricantes contar con más espacio disponible en sus equipos, de manera que podrían adelgazarlos todavía más o aprovechar para introducir otros elementos como sensores o baterías más amplias, que falta nos hacen.

Lo curioso es que Apple propuso algo similar hace unos años y la reacción de la industria fue tajante. Los operadores europeos se les echaron encima, amenazando con dejar de subsidiar los iPhone, por lo que la idea quedó aparcada de momento. La marca de la manzana introdujo un sistema de SIM electrónica en los últimos modelos de iPad, pero sólo funciona en algunos países y en operadores concretos.

2016 podría ser el año de la desaparición de las tarjetas SIM, o al menos el principio de su fin. De momento Samsung sería el único fabricante en haber firmado el acuerdo, pero siendo el líder del sector es de esperar que el resto sigan sus pasos. Estaremos atentos para ofrecer todas las novedades sobre esta decisión de la GSMA y su adopción entre las distintas marcas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...