Los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 edge son los móviles más avanzados de la surcoreana Samsung. Fueron presentados en marzo de este año, coincidiendo con la celebración de la feria Mobile World Congress, y se pusieron a la venta en abril. Ser los buque insignia de Samsung significa que ambos tienen un perfil técnico de lo más puntero, y además en esta ocasión lucen un diseño mucho más elegante y resistente gracias al uso de nuevos materiales (metal y cristal). Pero llevar el título de buque insignia también tiene otras ventajas, y es que las actualizaciones llegan antes a estos dispositivos que a otros modelos de la gama Galaxy. Hace poco recibieron la actualización a Android 5.1.1 Lollipop, que es la versión más actual del sistema operativo móvil de Google. Pero Samsung no lo ha dejado ahí y ya han empezado a desplegar una nueva actualización que trae algunas mejoras y soluciona fallos.

La nueva actualización para los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 edge no modifica la versión de Android, sino que se centra en solucionar algunos fallos y mejorar apartados como la duración de la batería. La versión ha sido cazada en Estados Unidos, donde los usuarios del operador T-Mobile ya han empezado a descargarla, tal y como informan en el blog GSMarena. También se ha detectado la misma versión en Francia, por lo que podemos confirmar que su lanzamiento será global, pero eso sí, podría tardar varios días en desplegarse por todas las regiones. Además, hay que tener en cuenta que algunos operadores se pueden demorar algo más en ofrecer las actualizaciones a sus clientes, así que paciencia y a esperar la notificación de descarga. Si lo prefieres, puedes consultar el apartado  Actualizaciones del sistema dentro de Ajustes – Acerca del dispositivo.


La descripción del paquete de descarga, que por cierto pesa 230 Mb, no indica qué áreas se han mejorado. Simplemente se limita a mencionar el clásico paquete de solución de fallos y mejoras en la estabilidad, por lo que asumimos que no contiene ninguna novedad, sino que se centra en pulir los fallos de la última actualización (Android 5.1.1 Lollipop). La autonomía es una de las principales preocupaciones y algunos usuarios que han instalado esta entrega aseguran que se ha mejorado bastante la duración de la misma. Insistimos en que esta versión no trae cambios o novedades, sino que está enfocada a mejorar el rendimiento.

Como siempre, antes de empezar a descargar una actualización es necesario conectarnos a una red WiFi o de lo contrario podríamos consumir gran parte de los datos contratados en nuestra tarifa (230 Mb en este caso). También es importante que el nivel de batería sea lo suficientemente alto para asegurar que el proceso no se interrumpe antes de terminar. Normalmente con un 50% es suficiente, pero si tienes el enchufe a mano conecta el móvil y así estarás seguro de que no hay ningún problema.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...