Nokia ha vendido su división de mapas HERE a tres de los principales fabricantes de vehículos de gama alta de Europa, según informa Bloomberg. Las empresas alemanas Audi, BMW y Daimler AG (propietaria de Mercedes Benz) han comprado el servicio de cartografía digital de la compañía finlandesa en un acuerdo que ya se veía venir desde hace un par de semanas y acaba de ser confirmado por la propia Nokia. El medio The Wall Street Journal fue el encargado de hacer saltar el rumor, indicando que la compañía estaba llegando a negociaciones con este consorcio de empresas del sector de la automoción. El acuerdo les ha costado 2.800 millones de euros y tienen previsto que se complete totalmente para el primer trimestre de 2016. Nokia seguirá operando como empresa independiente y se centrarán en el desarrollo de equipamiento de red para sistemas móviles.

Nokia vende otra de sus piezas, y no por un precio demasiado atractivo. 2.800 millones de euros puede parecer mucho para un servicio de mapas, pero no es tanto si lo comparamos con lo que la propia Nokia pagó en 2007 por NAVTEQ, una de las empresas sobre las que fundaron HERE y que les costó la friolera de 5.700 millones de euros hace ya ocho años -pero eran otros tiempos para Nokia. Los de Espoo ceden así el control de su división de mapas y servicios de localización a este consorcio, aunque aseguran que HERE seguirá operando como empresa independiente y ofrecerá sus servicios a otras empresas de la industria que los soliciten. Actualmente, la división cuenta con 6.500 empleados y suministra datos de mapas y localización para el 80% de vehículos con navegador integrado en Estados Unidos y Europa.


La compra de HERE es un síntoma claro de la intención de llegar a la conducción autónoma. Mercedes Benz ya ha estado coqueteando con esta tecnología del futuro y con HERE podría hacerse realidad antes de lo previsto. Los mapas de Nokia ofrecen información de localización muy precisa, tanto que su margen de error es de tan sólo 10 centímetros, justo lo que se necesita para crear un sistema de localización fiable. Además, el servicio ofrece un sistema de predicción para ofrecer la información que el usuario necesita de forma personalizada. Este acuerdo podría ser la llave para la creación de coches que se conducen automáticamente, aunque pasarán años hasta que veamos los primeros frutos.

Actualmente los principales ingresos de HERE provienen de las licencias otorgadas a distintas compañías para el uso de su base de datos de mapas. Nokia reportó unos ingresos de 28.000 millones de euros sólo en el primer semestre de 2015 y se estima que el negocio podría multiplicarse por seis en los próximos 5 años, alcanzando cifras de hasta 180.000 millones de euros. Hace poco nos llegaba el rumor de que Nokia buscaba pareja de baile  para volver a la fabricación de dispositivos móviles y más tarde fue confirmado por la propia compañía. 2016 podría ser el año de la vuelta de Nokia.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...