Los smartphones ofrecen innumerables ventajas sobre los teléfonos móviles convencionales, pero si hay una asignatura que no han conseguido superar (además de la batería) es la resistencia. Atrás quedaron los tiempos del Nokia 3310, ese teléfono casi indestructible que salía indemne de las caídas  más  aparatosas. La pantalla táctil es la pieza clave de un smartphone y suele ser la primera en sufrir daños cuando se nos resbala de las manos -además no son precisamente baratas de sustituir. Los fabricantes trabajan en mejorar la resistencia de los paneles con láminas de cristal más duro como el Corning Gorilla Glass, pero no siempre resulta efectivo. Apple también sigue trabajando en este tema tal y como revela la última patente concedida por la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, en la que describen un sistema que podría minimizar los daños en una caída y evitar que la pantalla no sufra roturas.

La patente tiene como título “Protección de pantalla activa para dispositivos electrónicos” y fue concedida ayer mismo, pero como siempre, recordamos que el hecho de que una tecnología haya sido patentada no significa que vaya a materializarse en un producto real -aunque nos gustaría verlo en acción. La patente describe un sistema de pestañas muy ingenioso que podría ser la solución al problema de las roturas de pantallas. Consiste en cuatro pestañas ocultas situadas en las esquinas de la pantalla que se accionan cuando dejamos caer el dispositivo. Las pestañas sobresalen del chasis creando así una protección real para evitar que la pantalla impacte directamente contra el suelo. La idea es interesante y podría ser muy práctico en la mayoría de situaciones, excepto si el teléfono cayera sobre una superficie irregular con mucha fuerza. El terminal detectaría si está cayendo mediante la lectura del acelerómetro y automáticamente saldrían las pestañas.

Como decíamos, no es posible saber si la tecnología de esta patente acabará haciéndose realidad, pero no hay que esperar verla en el próximo iPhone 7. Además una de las pegas que presenta es que necesitaría un perfil más ancho entre la pantalla y el borde, y actualmente los iPhone 6 y iPhone 6s tienen el cristal de la pantalla hasta el borde del dispositivo, por lo que no habría espacio para estas pestañas. El hecho de que el dispositivo de los esquemas sea un iPhone 4/4S indica que la patente fue presentada hace bastante tiempo y ahora no se adaptaría a los requerimientos de los diseños ultrafinos que marcan tendencia actualmente. A pesar de todo, es un sistema muy ingenioso y podría resultar muy efectivo para evitar roturas en el cristal.

Apple usa un cristal reforzado con iones en la pantalla de sus últimos modelos de iPhone que ha demostrado ser bastante resistente en distintas pruebas de caídas, pero lógicamente no es indestructible. El uso de una funda protectora sigue siendo la solución por la que optan la mayoría de usuarios, no la más estética, pero sí la más efectiva.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,