Las actualizaciones son el estigma de Android y el motivo por el que muchos usuarios prefieren la seguridad que les da un Nexus o un Motorola. El lapso de tiempo desde que Google lanza una nueva actualización y ésta empieza a llegar a los usuarios suele ser de varios meses, a veces más de medio año si el móvil no es el tope de gama del año anterior, y si es un gama media hay muchas posibilidades de que nunca se actualice. El empeño de las marcas por integrar sus propias capas visuales se traduce en retrasos que en muchos casos son inaceptables. Sony no es conocida precisamente por la celeridad con la que tratan las actualizaciones, pero la compañía japonesa ha dado un giro a su política con la llegada de Android 6.0 Marshmallow. Sumándose a la moda de los programas beta, Sony ha empezado a ofrecer una versión de prueba de Android 6.0 para los usuarios de un Sony Xperia Z3 o Sony Xperia Z3 Compact. Según informa The Xperia Blog, la primera actualización para esta beta ya ha empezado su despliegue y trae algunas mejoras importantes.

Sony estrenó su programa de software beta a principios de mes para que 10.000 afortunados dueños de un Xperia Z3 o Z3 Compact pudieran probar la última versión de Android antes que nadie. Las primeras impresiones de los usuarios fueron buenas, la ROM era rápida, estable y ofrecía una autonomía más que aceptable para tratarse de una versión en pruebas. La primera versión beta de Android 6.0 Marshmallow de Sony incluía el modo Doze para alargar la duración de la batería y el nuevo sistema de permisos individuales para aplicaciones. Sin embargo, no contaba con otras funciones como double tap to wake, el modo Stamina y los temas personalizados habituales en terminales Sony. La primera actualización OTA de la beta de Android 6.0 Marshmallow trae algunas mejoras, concretamente la función que nos permite despertar el teléfono haciendo un doble toque sobre su pantalla, aunque esta esté apagada. También introduce compatibilidad MIDI vía USB, ofrece soporte para archivos FLAC en más bitrates y actualiza el teclado virtual.

La actualización está empezando a llegar a los participantes del programa beta de Sony vía OTA, es decir, que se instala directamente en el teléfono sin necesidad de conectarlo al ordenador. Sin embargo, como toda actualización de Android, podría tardar unos días en llegar a todos los modelos compatibles. Sony se adelanta con esta versión beta a sus competidores más directos, que todavía no han empezado a actualizar sus equipos. Es un cambio importante que denota una clara intención por mejorar su política de actualizaciones, pero como ya es habitual, solamente se centran en la gama alta, dejando a los usuarios de terminales más antiguos o con perfiles técnicos más modestos en la estacada. Desde hace tiempo vemos bastantes intentos de acabar con el estigma de las actualizaciones de Android, pero de momento queda mucho trabajo por hacer.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,