La competencia entre fabricantes de telefonía hace complicado que nuevas marcas escalen puestos en el ranking de ventas, pero todavía resulta más complicado para las nuevas plataformas móviles. El dominio de Android es aplastante y Apple se aferra a su segundo puesto con iOS, sin visos de que la cosa vaya a cambiar demasiado en los próximos años. Esto deja una porción ínfima a repartir entre las llamadas plataformas minoritarias, entre las que se encuentra Windows Phone. En 2011, Microsoft apostó por su propio sistema operativo móvil de la mano de Nokia. Los inicios fueron prometedores y Windows Phone se presentaba como el tercer luchador en esta ardua batalla, pero los años han pasado, han comprado Nokia, y los de Redmond todavía no han conseguido despegar. A la dificultad de hacerse un hueco entre los grandes, se suma la decisión de algunos desarrolladores de abandonar la plataforma. Spotify ha sido uno de los que ha dado el paso y ha confirmado que dejará de dar soporte para Windows Phone 8 y Windows Phone 8.1.

Si tienes un smartphone con Windows Phone 8 o Windows Phone 8.1 y tienes Spotify instalado, podrás seguir usando la aplicación, pero no esperes ninguna actualización nueva. Dejar de dar soporte significa que no habrá más actualizaciones desde Spotify, ni para añadir nuevas funciones, ni tampoco para solucionar posibles fallos en el funcionamiento. La decisión de Spotify se ciñe únicamente a Windows Phone 8 y 8.1, pero no cierran la puerta a la creación de una nueva versión para Windows 10, la última entrega de la plataforma. De momento no hay nada confirmado, pero todo apunta a que la decisión de Spotify es un indicio de que se van a centrar en la versión más actual.

A pesar de ser líderes con su sistema operativo de escritorio, las cifras de uso de Windows Phone no son buenas, y no tiene pinta de que vaya a haber un cambio. Según un estudio de IDC, en 2015 Windows Phone ocupaba únicamente un 2,2% de la cuota de mercado total. Con Android a la cabeza con un 81,2% y iOS con un 15,8%, el sistema móvil de Microsoft queda relegado al grupo de las plataformas minoritarias junto a sistemas como BlackBerry OS. El informe iba más allá y también aportaba la previsión de los próximos años. Según la predicción, en 2019 Windows Phone seguirá en la misma posición, aumentando cuanto apenas hasta un 2,3%.

La propuesta de Microsoft siempre nos ha parecido muy interesante desde el punto de vista de la experiencia de uso. El sistema tiene una estructura diferente, muy intuitiva, y su interfaz ofrece un rendimiento muy fluido. Sin embargo, llegó cuando iOS y Android ya habían afianzado sus posiciones y entonces ya era demasiado tarde para hacerles daño. El principal problema de Windows Phone siempre ha sido el ecosistema de aplicaciones, un área en la que sus competidores están a años luz, y noticias como el fin del soporte para Spotify no son buena señal.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,