A todos nos ha pasado plantarnos en la sección de herramientas de la gran superficie de turno y no tener muy clara nuestra decisión para comprar una herramienta. Antes de decidir o dejarte llevar por el vendedor plantéate las siguientes preguntas ¿Cuánto uso real le vas a dar al taladro? ¿En qué situaciones vas a emplearlo normalmente? Para que no acabes con un taladro de 300 euros que no vas a amortizar en la vida salvo que te metas a albañil, te dejamos las mejores opciones por menos de 50 euros para aquellos que le deis un uso doméstico y puntual a vuestras herramientas.

1.Bosch 530 RE – 49 €

En función de la superficie comercial, el precio de este taladro puede oscilar entre los 49 y los 59 euros. Aun así este taladro percutor de la empresa alemana es el gran clásico de las taladradoras caseras. Sin duda la mejor relación calidad-precio del mercado para un uso doméstico. Con el 530 RE puedes realizar agujeros de hasta 10 milímetros en hormigón y demás superficies duras y hasta 20 mm para perforaciones en madera. Más que suficiente para cubrir las necesidades del bricolaje casero de fin de semana. Con 1,6 kilos, tiene el peso justo para sujetarlo con firmeza a la par que aporta potencia a la percusión. También puede ser utilizado como atornillador, si bien su peso y ergonomía hacen de esta labor un poco menos funcional. (Te recordamos que la gama verde de Bosch es la destinada a un uso casero, la azul a uno profesional).

2. Black & Decker KR714CRESK – 42 €

Un escalón por debajo encontramos este modelo de la empresa estadounidense Black & Decker. Uno de los taladros más populares de esta marca y con uno de los costes más asequibles del mercado. De este precio hacia abajo podemos encontrar gangas que nos saquen de un apuro pero nunca un taladro relativamente completo y funcional.

Con el CRESK tendrás una herramienta que calza, al igual que la máquina de Bosch, un portabrocas sin llave, con una capacidad de perforación en hormigón y mampostería de hasta 13 milímetros, 25 si queremos perforar madera. Un taladro que si bien es un poco más potente en líneas generales monta un motor de menores prestaciones que el alemán. Sus 10.000 impactos por minutos más (número de golpes que puede llegar a dar en la pared durante una perforación) le producen un desgaste extra para una prestación que para un uso casero acaba de ser imprescindible.

3. Einhell TH-ID – 42 €

La empresa alemana Einhell, si bien no cuenta con el calado el mercado español de las dos anteriores, también tiene presencia en algunas grandes superficies con taladradoras de diversa gama y precio. Por menos de 50 tienes más de una herramienta, si bien la TH-ID es la que mejores prestaciones ofrece por ese precio (cuanta con un par de taladros más baratos, sin embargo son de peor relación calidad-precio).

Todo este segmento de Einhell pretende ofrecer soluciones que cubrirán de sobra las expectativas del usuario doméstico con herramientas a las que incluso se le podría dar un uso semi profesional. El típico caso de empresa que quiere irrumpir y asentarse en un mercado nuevo con productos y precios llamativos. Por lo que nos vamos a encontrar con la mejor relación-calidad precio del mercado de los taladros.

El principal inconveniente de la TH-ID es que es una taladradora en todos los sentidos. Una sola marcha para percutir a máxima potencia, sin capacidad de convertirse atornillador (menor velocidad) ni en desatornillador (cambiar el sentido del giro). Una buena opción si tu único propósito es hacer agujeros porque ya tienes un atornillador eléctrico, ya que alcanza un rango de hasta 16 milímetros en hormigón y 32 en madera.

4. Kawasaki K-ED-E 850 – 49 €

Esta taladradora de la marca japonesa es bastante peculiar en cuanto a su tipología, ya que la podríamos considerar como el taladro para expertos low-cost. Una herramienta de bajo coste teniendo pero teniendo en cuenta que es para un sector cuyo rango de precios puede subir hasta los 200 euros. Con esta herramienta japonesa adquirimos una herramienta que puede que a un profesional de la construcción se le quede corta, pero que sin duda cumplirá con todas las necesidad de tu percusión doméstica.

Con peso ligeramente superior al de los dos anteriores (2,9 kilos), su manejo es un poco más complicado en posturas poco favorables (subidos a una escalera). A cambio, sus diámetros de perforación son un poco superiores a los dos primeras: 13 milímetros para acero, 16 para hormigón y mampostería y hasta 30 para madera. Su rango de potencia y percusión se halla en la misma franja que los dos anteriores. Y en principio, al montar un motor de corte profesional, su durabilidad debería estar garantizada.

5. Dexter Power 3 – 44 €

La “marca blanca” de Leroy Merlin presenta modelos de bajo coste para las herramientas de uso doméstico. Aunque para esta lista hemos seleccionado el Power 3 de 810W, el hermano mayor de la gama, ya que el menor se queda en 600W por apenas 34 euros.

Si buscas taladros a precio pero que funcionen y te den un rendimiento normal en el hogar, la gama Dexter es lo mínimo a los que puedes recurrir. Su peso es de 2 kilos y permite perforaciones de 13 milímetros en hormigón, 25 en madera y 10 en metal. Por lo que técnicamente te cubrirá necesidades similares a las anteriores pero con un motor de menores prestaciones.

Consideraciones sobre taladros de bajísimo coste

En cualquier superficie comercial podemos encontrar taladradoras o taladros percutores desde el ridículo precio de siete euros. Más allá de valoraciones sobre sus características técnicas, te avisamos de que muchos de ellos no están pensados, diseñados ni concebidos para hacer agujeros. Muchas de estas herramientas se limitan a hacer pequeños agujeros en madera conglomerada o se venden como taladros cuando, en el mejor de los casos, tan solo llegan a atornilladores con cable.

A pesar de que su ficha técnica pueda indicar valores similares o incluso superiores a los de marcas como Bosch o Black & Decker, re recomendamos que consultes a un vendedor para que te detalle las limitaciones de este tipo de dispositivos.

¿Taladros a batería de buena calidad por menos de 50 euros? Imposible

Otra de las ideas con la que nos solemos ver tentados a la hora de hacer este tipo de compras es tirar por un producto inalámbrico. Ten en cuenta que para un mismo producto, el precio se dobla por el simple hecho de no tener cables. Además, si no lo usas a menudo es probable que cuando vayas a utilizarlo las baterías estén descargadas y tengas que esperar un buen rato a que éstas tomen energía de la red antes de empezar a trabajar. Además, su potencia suele estar un poco más limitada, ya que el poder de la red eléctrica siempre es superior al de una batería autónoma.

Pero lo realmente interesante de un taladro inalámbrico es que por menos de 80 ó 90 euros es realmente difícil encontrar una herramienta que cubra una gama básica de necesidades. Al igual que con las taladradoras con cables, podemos encontrar inalámbricas desde 15 euros. Pero con ellas conseguiremos poco más que una pequeña perforación un trozo de contrachapado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...