Discos duros portátiles, tarjetas microSD, pendrives… Existe una gran cantidad de unidades de almacenamiento hoy día. Sin embargo, como todo dispositivo electrónico, su uso está sujeto a fallos, provocando que en ocasiones dichas memorias se dañen. Si habéis llegado hasta este artículo seguramente sea vuestro caso. Pero no os preocupéis, tenemos buenas nuevas para vosotros: podemos reparar un disco duro externo dañado. Disco duro, memorias USB o cualquier tipo de unidad de almacenamiento… Eso sí, deberemos contar con un ordenador con Windows instalado. Si cumplís con ese único requisito, entonces podemos proceder a reparar un USB.

Opción 1: reparar el disco duro mediante CHKDSK sin perder archivos

Si sois usuarios más o menos experimentados, seguramente alguna vez hayáis oido hablar de CHKDSK. En resumen, se trata de una herramienta de Windows que nos permite revisar el estado de las unidades. También es capaz de reparar los sectores dañados de estas, motivo por el cual haremos uso de dicha herramienta.

En primer lugar, deberemos conectar el disco duro dañado en cuestión a uno de los USB del ordenador; no importa cuál sea. Acto seguido, nos iremos hasta el Explorador de archivos para observar la letra que se corresponda con la unidad que acabamos de introducir. En nuestro caso se corresponde con la letra E.

Tras esto, iniciaremos la CMD a través de la barra de búsqueda de Windows poniendo el nombre de CMD, si bien tendremos que pulsar click derecho para ejecutar el programa como administradores. Una vez se abra la máquina de comandos de Windows, introduciremos el siguiente comando:

  • chkdsk e: (la letra puede ser E, D, F o cualquiera que se corresponda con vuestro disco duro dañado)

Cuando lo hayamos introducido, le daremos a Intro y automáticamente la herramienta comenzará a analizar todos los sectores del disco duro.

En el caso de que se haya detectado algún error, nos aparecerá un mensaje similar a “Los sectores de arranque del disco están dañados”. Si es este nuestro caso, entonces introduciremos el siguiente comando en la CMD:

  • chkdsk e: (la letra que corresponda) /f

Le damos a Intro nuevamente y ahora sí la herramienta comenzará a reparar los errores de disco que tenga nuestro pendrive, disco duro o tarjeta SD. ¿Seguimos sin poder acceder o el sistema no reconoce el disco duro? Pasemos al siguiente método.

Opción 2: reparar el disco duro con HP USB Disk Storage Format perdiendo archivos

La última opción que nos queda para reparar un disco duro portátil es recurrir a la herramienta de formateo de HP (podemos descargarla pulsando en este enlace), aunque existen otras igual de potentes como Rufus. Igualmente el funcionamiento de ambas es idéntico. Antes de proceder debemos aclarar que recurriendo a este método perderemos todos los datos del disco duro o pendrive, ya que lo que haremos será forzar su formateo a través de programas externos.

Una vez hayamos descargado e instalado alguno de los programas que acabamos de mencionar, lo abriremos haciendo click derecho y proporcionándole los permisos de administrador y veremos una interfaz similar a esta:

El proceso ahora es bien simple: tan solo tendremos que seleccionar la unidad USB dañada, elegir el tipo de formato que queramos darle (FAT32, NTFS, exFAT, etcétera), pulsar en la opción de Quick Format et voilá, la unidad se formateará de forma automática. En el caso de que no sea así y nos arroje algún tipo de error, descargaremos el programa que no hayamos elegido para probar a formatear el disco desde ahí.

Si aún así sigue sin poder formatearse, lo más probable es que el disco en cuestión haya sufrido algún tipo de daño físico, el cuál seguramente no es reparable. Podemos probar con estos cinco programas para recuperar archivos de una memoria USB.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,