La dirección IP de nuestro ordenador, así como de nuestro router, define nuestra identidad tanto en la red local de nuestra casa como de puertas para afuera, es decir, en Internet. Cambiar la primera solo requiere unos pocos pasos, y podemos hacerlo desde Windows 10 o desde cualquier sistema operativo para ordenadores de forma relativamente sencilla. Lo segundo, por contra, es solo posible con el permiso de nuestro operador de fibra o ADSL. Hace unos días os enseñamos a hacer pantallazos y capturas de pantalla en Windows 10 a través de cinco formas distintas. En esta ocasión os enseñaremos a cambiar la dirección IP en Windows 10 del ordenador fácilmente y sin programas de terceros.

Lo primero, ¿qué es una IP pública y qué es una IP privada?

Una IP, además de caracterizarse por otros parámetros, puede presentarse de dos formas: pública y privada. La diferencia entre estas las hemos explicado precisamente al comienzo de esta entrada: mientras que la primera se muestra a Internet con la dirección de nuestro router, la segunda solo es visible dentro de una red local, o lo que es lo mismo, entre ordenadores conectados a una misma red WiFi o Ethernet.

Pero existen más diferencias entre estas. La más importante de ellas es que cambiar una IP pública de Internet no es posible a menos que contactemos con nuestro operador de telefonía ya que, como acabamos de mencionar, se trata de la IP de nuestro router.

Algunos routers como los de Orange cambian esta misma dirección de forma automática cada cierto tiempo. Otros, en cambio, las mantienen estáticas. Precisamente de esto último es de lo que hablaremos a continuación.

En cuanto a las IP privadas, sí que podemos cambiarlas a nuestro antojo, aunque esto dependerá de si son direcciones estáticas o dinámicas.

¿Qué es una IP estática y qué es una IP dinámica?

Antes de cambiar la dirección IP en Windows necesitamos conocer si nuestro ordenador cuenta con una IP estática o dinámica.

La diferencia entre estas dos radica en que mientras que una IP estática permanece en el equipo de forma permanente, la dinámica varía con el apagado y reinicio de alguno de los dispositivos de la red (ordenadores, routers…).

¿Cómo saber si una IP es estática o dinámica?

Generalmente la mayoría de IP son dinámicas. Para comprobarlo en Windows 10 es tan sencillo como abrir la CMD escribiendo el mismo nombre en la barra de tareas y escribiendo en la máquina de comandos la linea siguiente:

  • ipconfig

Automáticamente nos aparecerán una serie de lineas, pero la que nos interesa a nosotros es la de Dirección IPv4. Anotaremos dicha dirección, así como la mascara de subred y la puerta de enlace predeterminada y reiniciaremos el ordenador para ejecutar nuevamente el comando que acabamos de citar. Si nos da como resultado otra IP distinta, entonces contamos con una IP dinámica.

Cómo cambiar la IP en Windows 10 sin programas

Cambiar la dirección IP es bien sencillo en Windows. Para ello, nos iremos hasta elapartado de Redes e Internet dentro del Panel de control de Windows y le daremos a Centro de redes y uso compartido.

Acto seguido se nos abrirá una ventana como la que podemos ver justo debajo de este párrafo. Para cambiar la IP le daremos al nombre de nuestra red en la ventana en cuestión (Ethernet, Red local, Conexión inalámbrica…) y pulsaremos en Propiedades dentro de la ventana que nos aparecerá acto seguido.

Ahora se abrirá una nueva ventana con multitud de opciones disponibles; la que nos interesa a nosotros es la de Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4). Pulsaremos sobre la misma y le daremos a Propiedades hasta llegar a esta ventana:

El último paso para cambiar la IP del ordenador será pulsar en en Usar la siguiente dirección IP y rellenar con los datos que veremos a continuación.

Antes de seleccionar la IP que queramos determinar para nuestro ordenador, es muy importante conocer la IP actual para no perder la conexión a Internet. En nuestro caso los datos proporcionados por la CMD de Windows son los siguientes

  • Dirección IP: 10.2.2.15
  • Máscara de subred: 255.255.255.0
  • Puerta de enlace: 10.0.2.2

Para establecer una nueva IP, los datos que introduciremos en nuestro caso deberán ser lo siguientes:

  • Dirección IP: 10.2.2.X (X es el número que le daremos a nuestro equipo, si está ocupada por otro equipo no tendremos conexión a Internet)
  • Máscara de subred: 255.255.255.0
  • Puerta de enlace: 10.0.2.2

En vuestro caso, la dirección será algo similar a esto:

  • Dirección IP: 192.168.1.X
  • Máscara de subred: 255.255.255.0
  • Puerta de enlace: 192.168.0.1

Y los DNS los configuraremos de la siguiente manera (en este otro artículo encontraréis los DNS de Google para mejorar la velocidad de Internet):

  • DNS preferido: 8.8.8.8
  • DNS alternativo: 8.8.4.4

Finalmente pulsaremos en Aceptar y ahora sí, ya contaremos con una IP estática o fija. Podemos comprobarlo ejecutando nuevamente el comando ipconfig.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,