4 motivos para instalar un SSD en tu PC

Instalar un SSD es una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar el funcionamiento de tu ordenador portátil o de sobremesa. Os explicamos las cuatro razones más importantes por las que deberías pensar en comprar un SSD ahora mismo, no te arrepentirás.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Los 4 motivos más importantes para empezar a usar un SSD

Son muchos los motivos por los que deberías dar el salto a un SSD, para hacerlo más sencillo nos vamos a centrar en los 4 aspectos más importantes.


Velocidad y fluidez más altas

razones para usar un SSD

Esto es algo inmediato, el paso de un disco duro mecánico a un SSD es como pasar del día a la noche. Hace años que los discos duros mecánicos lastran a los procesadores, haciendo que se tengan que quedar parados mientras les llegan los datos que no caben en la memoria RAM. Los SSD son mucho más rápidos por lo que el procesador podrá trabajar a toda velocidad sin quedarse esperando.

Con un SSD verás que Windows arranca en cuestión de 10 segundos en vez de varios minutos. Los programas muy pesados como Photoshop también se abren muchísimo más rápido para que puedas ponerte a trabajar cuanto antes sin perder tiempo. Por supuesto los videojuegos no se quedan atrás , con un SSD dirás adiós a las eternas pantallas de carga. La velocidad y la fluidez son las principales razones para montar un SSD.

Mayor fiabilidad

Los discos duros mecánicos tienen partes móviles en su interior, que además se mueven a gran velocidad. La velocidad siempre es un riesgo y en este caso no es menos. Aunque los principales fabricantes implementan avanzadas medidas de seguridad, no sería la primera vez que el cabezal de lectura impacta contra la superficie magnética de un plato del disco duro, lo que causa un daño irreparable y la pérdida de mucha información. Los SSD no tienen partes móviles, su funcionamiento es 100% electrónico por lo que son mucho más fiables.

Los SSD tampoco sufren con las vibraciones como los discos duros mecánicos, esto significa que podrás mover tu portátil mientras está encendido sin tener que preocuparte. La ausencia de partes móviles también hace que los SSD sean mucho más resistentes a las caídas y los golpes. Tu portátil tendrá muchas más posibilidades de sobrevivir a una caída si usas un SSD, también te puede salvar de perder tus valiosos datos.

4 ventajas de un SSD

Mejora la autonomía

Esto es una consecuencia de no tener partes móviles. Mientras que un disco duro mecánico puede llegar a consumir entre 3W y 5W, los SSD ni siquiera llegan a alcanzar 1W de consumo de energía en la mayoría de los casos. Este meno consumo de energía hará que la batería de tu portátil dure más tiempo. No verás que se duplica, pero si que puedes llegar a estirarla en media hora adicional o incluso más.

Sin duda es un aspecto muy interesante para los usuarios que necesitan llevar el portátil encima por razones de trabajo, y también necesitan pasar mucho tiempo alejados de un enchufe. Esa media hora extra te puede ser de mucha utilidad para acabar la jornada sin problemas.

Menor peso

Otra ventaja de los SSD es que son mucho más ligeros con un peso de entre 30 gramos y 50 gramos. Por contra, un disco duro mecánico alcanza un peso de 100 gramos o incluso más. No es una diferencia abismal, pero si te has esforzado en adquirir un ultraportátil querrás que sea lo más liviano posible y no tiene sentido que lo hagas más pesado por usar un disco duro mecánico. Si tienes un portátil típico también puede ser una buena ayuda para aligerarlo a la vez que disfrutarás de todas las otras ventajas que van ligadas al uso de los SSD.

¿Qué te parecen nuestras razones para empezar a usar un SSD en tu ordenador de sobremesa o portátil? Queremos saber tu opinión y experiencia 🙂

Otras noticias sobre... , ,