Desactivar la cámara y el micrófono suelen ser dos medidas que los usuarios toman para tener un plus de seguridad al navegar por la web desde Windows 10.

Sin embargo, tener deshabilitado totalmente el micrófono no siempre es una buena opción, ya que los mensajes de voz están presentes en la mayoría de apps de mensajería o gestores de notas.

Para simplificar esta dinámica, podemos elegir tener activado el micrófono para aplicaciones específicas y bloquear al resto. Es simple y solo consta de unos pasos.

Cómo cambiar los permisos del micrófono en Windows

Tenemos que ir a Configuración >> Privacidad >> Micrófono, y nos encontraremos con esta opción:

Microsoft primero te permite decidir si deseas tener habilitado el micrófono en el dispositivo o equipo. Si seleccionas que deseas mantenerlo desactivado entonces ninguna aplicación ni programa, ni siquiera Windows podrá utilizarlo en su dinámica.

Pero si deseas utilizar el micrófono con tus aplicaciones de confianza entonces debes activar esta opción. Una vez que el acceso al micrófono está activado seguimos con el segundo paso.

Cómo activar el micrófono para apps específicas

Siguiendo en la misma sección de Configuración nos desplazamos y elegimos “Permitir que las aplicaciones accedan al micrófono”. Una vez que activas esta opción verás las lista de apps instaladas en tu equipo con la opción individual de activar o desactivar el micrófono.

Cuando activas la opción de micrófono para determinada aplicación significa que comenzará a utilizarlo sin preguntarte. Es como si el micrófono estuviera activado de forma predeterminada.

Veamos un ejemplo sencillo para que entiendas la diferencia. Si escojo que el micrófono esté activado para la grabadora de notas, entonces simplemente comenzará a grabar como ves en la imagen:

Pero si tengo deshabilitado el micrófono en el equipo o he desactivado esa opción específicamente para la grabadora de voz,  aparecerá esto:

Es decir, la aplicación no podrá utilizar el micrófono a menos que cambies la configuración. Eso sucederá con todas las aplicaciones que tengan la opción desactivada para el micrófono.

Es un proceso simple que solo activas con unos pocos clics y que se activa automáticamente en la configuración de Windows.

Algunos tips a tener en cuenta

Si bien esta es la forma más segura para configurar el micrófono, ya que no tendrás que preocuparte que las apps lo utilicen en segundo plano, hay algunos detalles a tener en cuenta.

Por ejemplo, cuando activas el acceso del micrófono al equipo (la primera configuración que vimos) estás permitiendo que Windows tenga acceso a él, sin importar el resto de los permisos que habilites. La elección de las apps es un configuración diferente.

Por otro lado, debes conocer la función de cada app para entender los permisos que estás concediendo y cómo afecta en tu interacción o navegación web. Por ejemplo, si activas esta opción para Microsoft Edge esto no significa que todos los sitios web que visites y lo soliciten tengan acceso al micrófono.

En esos casos, tendrás que habilitar manualmente cada permiso.

También debes tener en cuenta la dinámica de la app antes de decidir si quieres activar el micrófono o no. Por ejemplo,  si quieres disponer de todas las funciones de Cortana entonces denegar el micrófono afectará la experiencia.

Aún así no te preocupes, configurar los permisos del micrófono es un proceso simple que te llevará apenas unos minutos. Y podrás cambiar esta configuración tantas veces como desees según tus necesidades.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,