En nuestro teléfono móvil llevamos parte de nuestra vida, ¿verdad? La mayoría de nosotros ya usamos nuestro smartphone para consultar el correo electrónico del trabajo, hacer gestiones personales, realizar compras y hasta consultar nuestras cuentas bancarias.

Perder un teléfono móvil, pues, puede suponer grandes quebraderos de cabeza. Además de una exposición descarada de todos nuestros datos personales, fotos y vídeos privados y, lógicamente, de la mensajería más íntima que hemos intercambiado con amigos, compañeros de trabajo y familiares.

Por eso es tan importante que, antes de salir con un smartphone a la calle, lo hagas con toda la protección que hoy en día se considera de mínimos. Por suerte, los dispositivos y los servicios han incorporado ya nuevos sistemas, tecnologías y funciones de seguridad que pueden ayudarnos a mantener bajo llave toda nuestra información privada, muy a pesar de que extraviemos el dispositivo en el que viaja.

A continuación, te damos todas las claves para proteger un móvil Android de pérdidas y robos.

Lo primero es lo primero: bloquea tu móvil

Es una opción que está disponible desde hace muchísimos años, pero lo cierto es que todavía hay usuarios que siguen teniendo abierto su teléfono móvil. Actualmente, la mayoría de móviles con Android (no importa que sean de una gama media o básica) incluyen la opción de estar protegidos bajo sistemas biométricos. La huella dactilar es la más común. Pero hay otras.

Para comprobar cuáles son, accede a Ajustes > Pantalla Bloqueo > Tipo de bloqueo de pantalla. Es posible que dependiendo de la marca del teléfono, esta opción se encuentre en otra sección. Sea como sea, esta característica no debería estar muy escondida.

  • Deslizar. Es la opción que viene configurada por defecto y que no ofrece ninguna garantía de seguridad. Es tal como llevaría el móvil una persona que no lo tiene debidamente configurado y, por tanto, se expone a los riesgos de dejar toda su información al alcance de cualquiera.
  • Patrón. Es la siguiente opción de configuración más común y ofrece un nivel de seguridad medio. El usuario debe configurar un patrón a través de una red de puntos, que repetirá siempre que quiera desbloquear la pantalla de su teléfono.
  • PIN/Contraseña. Quizá sea un sistema de seguridad un poco más engorroso, porque exige al usuario introducir un pin de cuatro dígitos cada vez que quiere desbloquear el móvil. Si a ti te resulta cómodo, adelante, porque el nivel de seguridad de este sistema es medio-alto.
  • Huellas digitales. Es lo que se conoce como seguridad biométrica. Para configurar esta opción, será necesario que sigas las instrucciones del fabricante del teléfono para registrar tu huella. A partir de ese momento, nadie más que tú y tu huella dactilar podréis desbloquear tu dispositivo.

En caso de pérdida o robo: buscar tu móvil

¿Dónde he dejado el móvil? ¿Lo habré perdido en el restaurante o está sano y salvo en casa? ¿Cuántas veces te ha pasado? Seguramente muchas. Ocurre que tienes el teléfono silenciado y no consigues recordar en qué dichoso lugar dejaste el teléfono. Para quedarte tranquilo, debes saber que ya existen servicios que pueden ayudarnos a localizar rápidamente un móvil sobre el mapa y de manera remota.

Hay algunos fabricantes, como por ejemplo Samsung, que disponen de sus propios servicios para localizar y controlar el teléfono. Pero si quieres, y como tienes un móvil con Android, puedes usar el servicio de Google: Encontrar mi dispositivo.

A través de esta opción, tendrás la opción de:

  • Ver cuándo estuvo conectado por última vez tu dispositivo en la Cronología de Maps
  • Reproducir un sonido en tu móvil durante 5 minutos (independientemente de si lo tenías silenciado o no)
  • Bloquear el dispositivo y cerrar la sesión de tu cuenta Google, mostrar un mensaje o un número de teléfono al que llamar en la pantalla de bloqueo. Te vendrá muy bien para intentar recuperar tu teléfono si está realmente perdido.
  • Borrar datos del dispositivo. Si crees que ya no vas a poder recuperarlo, bien porque te lo han robado o porque no consigues dar con él, también podrás eliminar toda la información del equipo. Ten en cuenta, eso sí, que a partir de ese momento ya no podrás localizarlo más.

Es una opción que puede configurarse desde el mismo teléfono, dentro de la sección de Ajustes > Google  > Seguridad > Encontrar mi dispositivo. Si has perdido el móvil, puedes localizarlo desde otro dispositivo (claro), accediendo a https://www.google.com/android/find

A partir de aquí, podrás realizar todas las gestiones que consideres oportunas, con el objetivo de recuperar tu dispositivo o garantizar, en última instancia, la seguridad de tus datos y contenidos personales. 

También puedes descargar la aplicación desde la Google Play Store. Es una opción muy útil para localizar el equipo desde cualquier otro soporte. En este caso, eso sí, será necesario que inicies sesión como usuario invitado, porque lógicamente, no estarás accediendo desde el dispositivo que buscas.

Instala un buen antivirus

En los tiempos que corren, es importante que además de protegerte de los robos físicos, también lo hagas de los ladrones que operan a distancia. En primer lugar, debes saber que Google ofrece protección para las aplicaciones que se descargan desde la Google Play Store a través de Google Play Protect. No obstante, es importante que tengas siempre los ojos bien abiertos y si es posible, instales un antivirus en el teléfono. No han sido pocas las veces en que se han colado aplicaciones con virus en la tienda oficial de Google. 

Avast, por ejemplo, ofrece una solución de antivirus gratuita para Android. G DATA proporciona protección a través de Internet Security Android por 16 euros al año. ¿Sabías que cada siete segundos aparece un nuevo virus para Android?

Por último, te recomendamos tener siempre bien presentes estos consejos:

  • Instala siempre aplicaciones desde la tienda oficial de Google. Prescinde de otras páginas web no oficiales.
  • Si vas a instalar la aplicación de un banco, contrasta siempre que se trata de la oficial. Puedes hacerlo desde la página web de la propia entidad.
  • No instales aplicaciones que ofrezcan funciones por duplicado, como por ejemplo la linterna (operativa en la mayoría de teléfonos), o que prometan cosas imposibles.
  • Ojo con los sorteos y regalos demasiado suculentos para los que necesitas descargar aplicaciones o rellenar formularios. No compartas este tipo de mensajes o bulos.
  • Revisa siempre la puntuación de la aplicación y los comentarios de los usuarios. Aquí puedes obtener pistas importantes sobre las características e intenciones de los desarrolladores de la aplicación. Si ves algo raro, denúncialo.
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,