A Fondo, Móviles|22 enero 2009 4:00 pm

HTC Touch HD – A fondo


HTC-HD2-01
Ya pudimos ver en directo este HTC Touch HD cuando acudimos a su presentación oficial en noviembre. Pero más recientemente, hemos tenido la ocasión de probarlo a fondo durante varias semanas, para conocer en primera persona sus virtudes y defectos. Un teléfono que sorprende de antemano por su pantalla de 3,8 pulgadas, la más grande y de mayor resolución del mercado (800 x 480 píxeles).

Tiene un diseño bastante elegante, con una carcasa de color negro y tacto suave, en la que sólo encontramos dos botones convencionales: el control de volumen lateral y el pulsador para encender y apagar el terminal (con una pulsación larga) y la pantalla (con una leve pulsación). Pero como decimos, estos elementos pasan casi desapercibidos debido a su gran pantalla, a cuyos pies reposan cuatro teclas táctiles retroiluminadas para gestionar las llamadas y volver hacia atrás en los menús.

Es, en definitiva, una tableta de navegación a toda pantalla, que mantiene una delgadez bastante digna (12 mm de grosor) y un peso muy contenido para todo lo que encierra dentro (146,4 gramos). Y cuenta con un equipamiento completo y pensado para quien necesite estar constantemente conectado a Internet. Por todos estos motivos, la comparación con el iPhone es inevitable.

Eso sí, su manejo no llega a ser tan agradable como el del teléfono de Apple. Algo previsible teniendo en cuenta su sistema operativo: la edición profesional de WIndows Mobile 6.1. Las ventanas para móviles de Microsoft han mejorado bastante desde sus primeras versiones, pero aún distan de ser lo suficientemente amigables. Al menos, la interfaz HTC TouchFLO 3D con la que este móvil “disfraza” sus menús ayuda, en líneas generales, a mejorar la situación.

HTC-HD2-02¿La mejor pantalla?

Cuanto más grande sea una pantalla, mejor suele ser para el usuario. Y la resolución también es importante, aunque hasta cierto punto. La anchura en pixeles de la pantalla del HTC Touch HD (en posición apaisada, lógicamente) permite ver la gran mayoría de páginas web de forma completa y sin recurrir a desplazamientos horizontales. El problema está en que, en comparación con el iPhone, el aumento de tamaño es bastante leve, mientras que la resolución es casi del doble.

htc vs iphoneEn la foto superior podéis ver un ejemplo comparativo entre ambos terminales: arriba un iPhone (es un iPhone 2G, aunque el último modelo 3G guarda la mismas dimensiones y resolución de pantalla); debajo el HTC Touch HD. Hemos colocado los laterales de la pantalla a la misma altura para que observéis el mayor campo de visión que proporciona el modelo de HTC. ¿Pero qué pasa con los caracteres y elementos en pantalla? Pues que son bastante más pequeños.

Lo mismo sucede al colocar la vista en vertical (algo que podemos hacer girando automáticamente el terminal en la mano, gracias al acelerómetro). Algún observador se habrá fijado en que en el iPhone se está visualizando la versión especial para móviles de Google, mucho mejor adaptada para estos tamaños de pantalla que la vista clásica del HTC Touch HD. Y tiene razón. Pero es que es la que usa el navegador web por defecto de este móvil, que es Opera.

Si recurrimos a Internet Explorer, que está medio escondido en el apartado de Programas del teléfono, sí que podemos acceder a la versión para móviles, mucho más cómoda. Con Opera, en cambio, tendremos que recurrir constantemente al zoom para poder leer algo en condiciones. Parece un poco pretencioso que el navegador por defecto de este móvil acceda sólo a las vista clásicas pensadas para ordenador. Y por desgracia, no hemos encontrado la forma de colocar Internet Explorer como navegador por efecto (si algún lector sabe cómo, debajo de este artículo puede dejarnos un comentario por el que quedaríamos agradecidos).

Con todo, siempre podremos recurrir al zoom en Opera y desplazarnos. Y en este sentido, el comportamiento del navegador es excelente. Los desplazamientos por las páginas “a golpe de dedo” son precisos y suaves, transmitiendo la misma sensación de naturalidad que el iPhone (no admite gestos multitáctiles como el “pellizquito” para hacer zoom, eso sí). Ninguna pega en este aspecto, pero como comentamos no estaría de más facilitar el acceso a las versiones móviles, que permiten ver las páginas de un solo “pantallazo” y con un tamaño de fuente razonable.
htc-touch
En otro orden de cosas, arriba podéis ver el teclado QWERTY que el HTC Touch HD muestra en pantalla para buscar páginas web (es igual al que se usa para correos electrónicos, aunque para los mensajes cortos de texto no está disponible en versión apaisada, por lo que veremos uno más pequeño que éste). Presumiblemente, el mayor espacio en la pantalla debería aprovecharse para mostrar teclas más grandes, ¿verdad?

Pero no. Como observamos en la foto compartiva inferior, el iPhone de la derecha posee teclas más grandes, e incluso más separadas. Al final, el mayor espacio de pantalla no repercute ni en una navegación web más cómoda ni en un método de escritura más ágil y preciso. Y la ocasión la pintaban calva, como se dice popularmente.

Al final, el tamaño de la pantalla proporciona lógicos beneficios si comparamos este HTC Touch HD con teléfonos de teclado convencional, que llevan pantallas bastante más reducidas. Pero cuando entran en juego otros terminales táctiles, la única ventaja la encontramos a la hora de ver vídeos. Especialmente los de YouTube, pues podremos ver los vídeos de alta calidad en toda su resolución. Además, el móvil cuenta con un botón de acceso directo al popular portal de vídeos, con un buscador bastante ágil y cómodo.

Interfaz sencilla y eficiente

Si nos fijamos en la interfaz HTC TouchFLO 3D, las primeras impresiones son bastante buenas. Siguiendo la pauta de todos los teléfonos táctiles de HTC; se proporciona una barra inferior por la que vamos desplazando el dedo para acceder a once grandes apartados: Inicio (menú principal con el reloj, las llamadas recibidas y las citas), Contactos, Mensajes, Correo, Internet, Bolsa (aquí el ejecutivo tiene una aplicación para consultar la cotización de acciones), Fotos y Vídeos (desde aquí se accede a la cámara y a la galería de fotos y vídeos), Música, Clima (para consultar el tiempo en distintas ciudades), Configuración (para realizar los ajustes oportunos) y Programas.

En cada apartado, van cambiando las opciones de las esquinas inferiores: en Internet aparecen accesos al Navegador y a Favoritos; en Fotos y Vídeos éstos cambian a Álbum (para obtener un visionado general de todas las fotos) y Presentación (para reproducirlas en secuencia); en Programas pasan a un acceso al listado completo y un botón de borrado de aplicaciones… Todo muy contextual y completo.

htc-touch-hdLa velocidad con la que se mueven los menús e iconos es bastante correcta, y consigue efectos tan logrados como el pasar de una foto a otra en la vista previa de imágenes (deslizamos el dedo y éstas se mueven con efecto tridimensional, como si fuesen fotos en papel que caen o se elevan desde abajo) o la forma en que el apartado de Clima anuncia que el tiempo va a ponerse lluvioso (un limpiaparabrisas que recorre la pantalla como si fuese el cristal de un coche).

El nivel de personalización es bastante alto: añadir fotos a nuestros contactos, usar fotos de la cámara como imagen de fondo, cambiar el orden de los distintos apartados… Lo que viene siendo habitual en los terminales táctiles de HTC, pero con una interfaz más atractiva visualmente, por encima incluso de la del HTC Touch DIamond (aunque ambos teléfonos también guardan muchas similitudes).

Como decíamos antes, no acepta gestos con varios dedos. En lugar de ello, incluye curiosidades como el zoom selectivo: dibujamos un círculo con el dedo en la zona de la imagen a la que nos queramos acercar, y la visualización se acerca a esa zona en concreto. Podéis verlo en más detalle en el siguiente vídeo que grabamos durante su presentación.

Imagen de previsualización de YouTube

Las pegas de su manejo táctil aparecen cuando entramos en algunos apartados más concretos, como sucede en el listín telefónico completo. Podemos desplazarnos verticalmente por él, usando el dedo como punto de arrastre para que los contactos se vayan deslizando hacia arriba o hacia abajo. Pero para realizar la habitual búsqueda de contactos por letras, no nos queda otra que pinchar en el abecedario que viene colocado a la derecha en forma vertical, con letras realmente minúsculas.

Es en este tipo de situaciones cuando tenemos que recurrir al lápiz óptico, que se guarda en la esquina inferior derecha del terminal (cuando lo extraemos, la pantalla se desbloquea y se ilumina automáticamente), para trabajar con más precisión. Es un ejemplo de lo que sucede en varios apartados: se nos muestran teclas y accesos táctiles que, teniendo en cuenta el espacio disponible en pantalla, deberían ser mucho más grandes.

Buena cámara para exteriores

El acceso a la cámara, que se basa en dos iconos también bastante pequeños (uno con forma de cámara fotográfica y otro con forma de cámara de vídeo) está algo escondido en un principio (tenemos que acceder primero al apartado Fotos y Vídeos), pero es algo que podemos solucionar colocando un acceso directo desde el Menú Principal. Una cámara que tiene, por cierto, cinco megapíxeles de resolución. A continuación os dejamos un par de fotos que hemos realizado con ella en exteriores y durante un día nublado, dejando todos los valores de imagen en automático.

Para ser un móvil delgado y sin óptica certificada de calidad, los resultados son bastante decentes. El problema está cuando trabajamos en condiciones de poca iluminación, especialmente en interiores. La ausencia completa del flash provoca que las tomas sean poco menos que lienzos oscuros recorridos por manchas. Una lástima que HTC siga siempre la misma política de no incluir flash en sus terminales. De la misma forma, este HTC Touch HD no incluye ningún mecanismo para proteger la lente.

Un punto que sorprende al usar la cámara es la ausencia de botón disparador. Al menos, de un botón físico, pues para tomar las fotos tenemos que aplicar el dedo sobre un icono que aparece en pantalla. La ventaja de esto es que, si colocamos el enfoque en modo manual, podemos mover dicho icono sobre la pantalla, para elegir la zona de la imagen que queremos enfocar mejor, y luego pulsar. Un buen punto, aunque no sobresaliente.

En cuanto a la grabación de vídeos, la mejor posibilidad que tenemos consiste en trabajar a 30 imágenes por segundo, pero con una resolución máxima de 320 x 240 píxeles. Es decir, la mitad de lo que consiguen algunos teléfonos avanzados de firmas como Nokia. La cámara secundaria del frontal también puede trabajar con esta resolución, pero en las videollamadas se queda en 176 x 144 píxeles.

Entrenenimiento en el bolsillo

En el apartado multimedia, como decíamos al principio, gran parte del protagonismo se lo lleva la pantalla. Especialmente al reproducir vídeos, por el espacio y la resolución disponible. Trabaja en los formatos habituales (con la gran excepción del DivX), ofreciendo una excelente calidad de visualización. El sonido del altavoz integrado se queda dentro de lo comprensible para un móvil, pero como buen punto cabe destacar la salida universal para auriculares, también aprovechable para aprovechar el reproductor de MP3 y el sintonizador de radio FM.

Como curiosidad, el teléfono permite usar WIndows Media como reproductor (al igual que Internet Explorer, está incluido en el extenso listado de programas), aunque el reproductor por defecto trae las habituales opciones para ver las portadas de los discos o explorar las canciones en función del intérprete o el estilo musical. El apartado de videojuegos se merece una mención especial, gracias al acelerómetro.

Entre los que vienen precargados, podemos destacar el clásico juego en el que tenemos que mover una bolita por la pantalla para hacerla caer por un agujero determinado, para lo que debemos ir cambiando la inclinación del terminal en las manos. La sensibilidad es excelente, y consigue cierto realismo gracias a efectos como la vibración que nos transmite el teléfono cuando, por ejemplo, la bola golpea una pared del escenario.

La oficina en la palma de la mano
Uno de los primeros puntos que mira el usuario profesional en un móvil es su capacidad para trabajar con documentos de oficina. Y en este aspecto el HTC Touch HD tiene todos los frentes cubiertos. Aunque Windows Mobile no sea una maravilla, su presencia garantiza el paquete de programas de Office en versión “mini”, completamente compatibles con los archivos que tenemos en el ordenador (incluyendo además el habitual lector para PDF de Adobe).

Su rendimiento como máquina es plenamente satisfactorio (el procesador tiene una potencia más que suficiente para un dispositivo de bolsillo), y aunque el almacenamiento interno no sea tan amplio como en otros terminales táctiles (500 MB), el móvil viene con una tarjeta microSD de 8 GB en la caja.   Si a esto le sumamos los dos grandes sistemas para conectarse a Internet (Wi-Fi para la red de casa o la oficina y HSDPA para una tarifa de datos), nos queda como conjunto un dispositivo muy completo.

En la parte del correo electrónico, el HTC Touch HD reúne todas las prestaciones de un buen smartphone o teléfono inteligente. Viene con un gestor de correo bastante ágil, por supuesto con soporte para cuentas POP3 y similares. Lástima que no permita previsualizar el asunto de los emails recibidos. En lugar de ello, sólo veremos la dirección del remitente, por lo que habrá que descargar el correo entero para conocer el asunto, sin la posibilidad de ahorrarnos unos cuanto megas de cara a nuestro límite de tráfico mensual.

En la línea de otros teléfonos avanzados, cuenta con navegador GPS integrado (además de un acceso directo a Google Maps en el apartado de Programas), junto con la ya casi obligatoria conexión Bluetooth con perfil A2DP, para transmitir el sonido sin cables a otros equipos compatibles con el estándar, como auriculares o kit de manos libres para el coche. Con tanta función disponible, era necesaria la presencia de una batería de alta capacidad, concretamente de 1350 mAh.

En la ficha podéis consultar la autonomía anunciada por el fabricante, pero en la práctica las marcas bajan. Con un uso medio del reproductor de música y la cámara (usando las conexiones inalámbricas sólo de forma anecdótica para ver alguna página web), el terminal nos ha agüantado dos jornadas sin necesidad de recarga. Con un uso intensivo del Wi-Fi y la conexión HSDPA, esto se reduce a 24 horas.

Son marcas más reducidas que otros móviles con batería de capacidad semejante, como el Nokia E71. Pero claro, hablamos de terminales que no tienen que alimentar constantemente a una pantalla como la de este HTC Touch HD. Y es que las pantallas táctiles, sobre todo las de gran tamaño, son un arma de doble filo: facilitan el manejo y la navegación, pero repercuten especialmente en la autonomía. Al menos, en este móvil de HTC bastará con hacer el ritual de recargarlo cada noche.

¿A quién le recomendamos este HTC Touch HD?

Inegablemente, a esos ejecutivos y empresarios que, por motivos profesionales, necesiten una oficina de bolsillo lo más completa posible.

Puntos fuertes

Destacan su completo apartado de conectividad, la presencia de programas ofimáticos completamente compatibles con las versiones de PC y la visualización de vídeos, especialmente buena con los de YouTube.

Se puede mejorar

Su cámara pide a gritos un flash, y en algunos iconos y menús parece que en HTC no se han acordado de que tenían entre manos una pantalla realmente grande. Tampoco vendría mal que este móvil se abriese un poco a la competencia entre operadores, pues su exclusividad con Movistar ha dado lugar a que se venda con tarifas demasiado limitadas en el tráfico mensual (la habitual política de reducir la velocidad de conexión al sobrepasar los 100 MB de tráfico).

Ficha técnica

Estándar 850 / 900 / 1800 / 1900 / 2100
GSM / EDGE / UMTS / HSDPA
Peso y dimensiones 115 x 62,8 x 12 milímetros
146,4 gramos
Pantalla TFT LCD táctil 3,8 pulgadas WVGA (480 x 800 píxeles)
65.000 colores
Almacenamiento 500 MB de memoria interna ampliables por tarjetas microSD
Procesador y memoria RAM
Qualcomm MSM 7201A a 528 MHz
288 MB
Cámara 5 Megapíxeles (JPEG 2592 x 1552)
Autoenfoque
Zoom digital
Grabación de vídeo a 30 imágenes por segundo (MP4 320 x 240 píxeles)
Cámara secundaria para videollamadas (176 x 144 píxeles)
Multimedia Reproducción de música, vídeo y fotos
Formatos compatbiles: JPEG / MP3 / WMA / AAC / WAV / MPEG4 / 3GP
Sintonizador radio FM con RDS
Grabación de voz
Altavoz integrado
Controles y conexiones Pantalla táctil
Lápiz óptico
Teclas táctiles Colgar, Descolgar, Acceso a Menú Principal y Vuelta Atrás
Control de volumen lateral
Tecla de encendido/apagado/bloqueo/desbloqueo de pantalla
Acelerómetro
Conexión multiusos: cable USB y cargador batería
Salida de audio minijack 3,5 mm
Ranura interna para tarjetas microSD (tarjeta de 8 GB suministrada)
A-GPS integrado
Sin cables: Wi-Fi, HSDPA y Bluetooth A2DP
Software
Sistema operativo Windows Mobile 6.1 Professional
Interfaz táctil HTC TouchFLO 3D
Navegadores Web: Opera e Internet Explorer
Gestor de e-mail
Messenger
Soporte JAVA
Adobe Reader (lector PDF)
Office Mobile para documentos en TXT, DOC, PPT, XLS
Winzip
Windows Media
Google Maps
Active Sync 4.5
Autonomía Batería 1350 mAh
GSM: 310 minutos de conversación y 390 horas en espera
WCDMA: 390 minutos de conversación y 450 horas en espera
Videollamada: 120 minutos
Precio
700 euros
+ info HTC



Otros artículos relacionados:

HTC Touch Viva, un teléfono táctil sencillo pero con Wi-Fi

Etiquetas:

1 Comentario

  • Sinceramente creo que es una terminal muy gruesa en cuanto a dimensiones, pero bueno, también es asi por las caracteriasticas que lo convierten en un centro multimedia; después de leer su revisión me parece que lo más llamativo de este teléfono es la grán resolución de su pantalla mas una que otra característica, si embargo, adolece aún en varios de sus puntos que bien son claves para causar atractivo entre un público popular, y no uno restringido como bien me ha parecido. Se convierte entonces en uno de esos teléfonos "ejecutivos", es decir, muy bonitos y detallados, pero muy caros y sólo para unos pocos, el precio lo refleja, es aún mas caro que el Omnia el cuál me atrae mas. Pero en fin, no dudo que sea del agrado de varias personas, yo por mi parte sigo prefiriendo el Nokia 5800 XpressMusic, que es un teléfono más económico y con buenas prestaciones, si es que deseas tener un teléfono táctil en estos días. Saludos!!!!

Dejar un Comentario