Este Fujitsu-Siemens Amilo Mini es el último netbook o ultraportátil de bajo coste al que hemos podido echarle mano. Un pequeñín de 9 pulgadas cuya ficha técnica no se distingue mucho de la del resto de los de su clase, excepto por algún buen detalle (como la conexión Bluetooth de serie) y otros puntos en los que flojea respecto a lo que ofrece su competencia (como el teclado, de tamaño algo reducido).

La sensación que hemos tenido al probarlo a fondo es que, en cuanto a prestaciones, no destaca especialmente respecto a otras alternativas como el Acer Aspire One, el más vendido últimamente dentro de este nuevo tipo de productos. En cambio, Fujitsu-Siemens ha apostado por ofrecer un plus de personalización a través de esas carcasas de colores intercambiables que os mostramos hace un tiempo. A continuación os describimos nuestras impresiones de forma más detallada…

Pequeño y camaleónico

Como todo ultraportátil, el Amilo Mini ofrece unas medidas perfectas para llevarlo debajo del brazo como si fuese un cuaderno en el que tomar apuntes, para trabajar en un viaje de avión, ver una película en el tren o escribir cómodamente sentado en un banco del parque. Jugando con los colores negro y blanco habituales en la familia de portátiles Amilo, este pequeñín cuenta con varias carcasas de colores, llamadas Clip-on, que le dan un toque de distinción visual.

A su peso “nativo” de 1,14 kilos hay que añadirle algunos gramos, prácticamente imperceptibles, cuando le acoplamos una de estas cubiertas traseras. Sin añadidos, esta parte del portátil es blanca, pero podemos teñirla de marrón oscuro usando la carcasa adicional que viene en al caja. Su colocación es extremadamente fácil: se fija, apretamos hasta escuchar un leve “clic” y listo. Finalizado el proceso, realmente no parece que el Amilo Mini lleve un accesorio, pues conserva prácticamente las mismas medidas que estando “desnudo”. Y la carcasa sólo se desprenderá si la sacamos nosotros manualmente.

Por 20 euros la carcasa, podemos personalizar este netbook con una buena gama de colores: azul, negro, rosa, marrón oscuro (ésta es gratis, pues viene en la propia caja del productos) y marrón claro (además de un modelo transparente, que permite fijar fotos e imágenes entre la carcasa “original” y la “postiza”). Tanto con como sin carcasa Clip-on, su grosor se mantiene en la media del mercado, aunque la sensación visual es distinta.

Y es que los fabricantes suelen dar estas medidas tomando como referencia la parte del equipo en la que el grosor es mayor. En el caso de este Amilo Mini, su peculiaridad radica en que dicho grosor se mantiene prácticamente en todo el perfil, que es bastante “cuadradote”. Otros modelos, en cambio, presentan un perfil redondeado con el que consiguen transmitir más sensación de delgadez.

En cualquier caso, la parte del diseño por la que más flojea es el teclado. A pesar de su tamaño mucho más reducido que un portátil convencional, algunos netbooks llevan teclados bastante manejables (quizás el mejor ejemplo sea el HP 2133, gracias a su anchura y a lo bien que se aprovecha el espacio disponible). Este modelo de Fujitsu-Siemens, en cambio, presenta teclas comparables a las del primer Asus de 7 pulgadas, por lo que hay que habituarse para no cometer errores al mecanografiar, bastante habituales en las primeras tomas de contacto con el teclado.

Ágil y con batería decente

Muchos se quejan de que las características técnicas de este tipo de equipos informáticos son extremadamente parecidas. Y es cierto, pero esto tiene una gran ventaja: la presencia de un procesador intel Atom y 1 GB de memoria RAM garantizan un rendimiento más que suficiente. En el caso del Fujitsu-Siemens Amilo Mini, el arranque completo de Windows XP se cubre en 45 segundos, que se reducen a la mitad a la hora de apagarlo.

Mantiene un rendimiento excelente en todo tipo de tareas y aplicaciones y un funcionamiento muy silencioso. La lástima que no se haya optado por dotar su pantalla con retroiluminación LED, como sí que sucede en otros ultraportátiles. Lo cierto es que la luminosidad de las 9 pulgadas del Amilo Mini no tienen nada que envidiarle a otros pequeñines de la competencia, pero esta tecnología hubiese permitido algo más de autonomía.

Con todo, su batería de 6 celdas consigue unas marcas que lo sitúan en una zona media-alta dentro de este tipo de productos: en nuestras pruebas ha soportado 2,5 horas permaneciendo conectado a Internet por Wi-Fi y reproduciendo música. Y lo mismo a la hora de reproducir vídeo pero con las conexiones inalámbricas desactivadas. Si lo usamos sólo para escribir texto y sin navegar por Internet, supera sin problemas las 4 horas.

Son buenas marcas, pero otros miniportátiles consiguen más, gracias en parte a la retroiluminación LED. Aunque en el caso de modelos como el Asus Eee PC 901, esto también se debe al uso de baterías notoriamente más pesadas pero con más capacidad que la de este Amilo Mini, que se queda en 2200 mAh. Fujitsu-Siemens ha optado por quedarse en un término medio en este punto, como sucede en otras prestaciones que citamos a continuación.

Buen equipamiento de serie

Deteniéndonos en el almacenamiento, nos fijamos en que ofrece una cantidad de gigabytes poco habitual: 60. Es justo la mitad de lo que suelen ofrecer los modelos con disco duro convencional, pero bastante más que lo que ofrecen los modelos con disco SSD. Aquí el Amilo Mini se queda entre unos y otros, ofreciendo una cantidad de almacenamiento suficiente para este tipo de máquinas en un disco de plato magnético de 1,8 pulgadas.

Como pasa con todos los de su clase, podemos aumentar el espacio para guardar archivos gracias a su lector de tarjetas de memoria. Como curiosidades, cabe citar que sólo trae dos puertos USB (la mayoría de ultrapotátiles vienen con tres), pero se acompaña de algo poco usual en estos pequeñines como una ranura ExpressCard. No es un punto sobresaliente hoy en día, pues se trata de un estándar de conexión que va cayendo en desuso, pero al menos le permitirá usar viejos accesorios a quien los tenga.

Como remate final, Fujitsu-Siemens ha optado por incluir de serie algunas prestaciones que otras firmas incluyen en el apartado de mejores opcionales. O que en algunos casos ni siquiera se contemplan. Hablamos de la conexión Bluetooth y la cámara web de 1,3 megapíxeles (convenientemente respaldada por un micrófono integrado para los programas de videollamada), que sirven para justificar los 400 euros que vale el equipo.

¿Quién quiere este Fujitsu-Siemens Amilo Mini?

Como todo netbook, es una opción interesante para quien esté buscando un segundo ordenador realmente ligero y transportable. Dentro de ellos, el Amilo Mini puede venirle bien a quien no quiera liarse con baterías adicionales que se pagan aparte. Si buscas un miniportátil en el que puedas ver una película durante un viaje de tren, el Amilo Mini puede hacerlo, algo que no pasa siempre con este tipo de máquinas.

Puntos fuertes

Siendo un ultraportátil de diseño bastante sobrio en líneas generales, sus carcasas intercambiables aportan un toque de color que apreciará más de un usuario. En cuanto al equipamiento, destacar la presencia del Bluetooth de partida e integrado en su interior, mucho más cómodo y práctico que los lápices USB adicionales que usan otros modelos.

Se puede mejorar

El teclado es bastante mejorable. No hubiese pasado nada por aumentar un poco tanto la anchura como la profundidad del equipo para ofrecer teclas más grandes. Y si se opta por dimensiones muy reducidas como las de este Amilo Mini, conviene aprovechar bien el espacio, ocupando esos huecos horizontales y verticales que Fujitsu-Siemens ha rellenado con simple y llana carcasa.

Ficha técnica

Pantalla 8,9” TFT LCD (1024 x 600 píxeles)
Peso y dimensiones 232 x 175 x 29~35,8 mm
1,14 Kg
Procesador Intel Atom N270 a 1,6 GHz
Memoria RAM 1 GB DDR2 533 MHz
Disco Duro 60 GB (PATA a 4200 rpm)
Sistema Operativo Windows XP Home
Controles Teclado QWERTY
Touchpad con dos botones laterales
Botón encendido/apagado
Conectividad 2 puertos USB
Lector de tarjetas de memoria SD / SDHC/ MMC / MS / MS Pro
Ranura ExpressCard
Salida VGA
Salida de auriculares/altavoces
Entrada de micrófono
Conexion Ethernet
Sin cables: WiFi (802.11g) y Bluetooth
Tarjeta gráfica Intel Graphics Media Accelerator 950 integrada
Cámara web 1,3 Megapíxeles
Audio Altavoces y micrófono integrados (1,5 W)
Autonomía Entre 2,5 y 4,5 horas
Precio 399 euros
+ info Fujitsu-Siemens
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,