Sigue siendo fácil (Easy), pero no por partida triple. No es que Asus haya renunciado al apellido Eee para su familia de netbooks o ultraportátiles de bajo coste, sino que ahora las siglas no significan “Fácil para aprender, Fácil para trabajar y Fácil para jugar”, sino “Easy, Excelent, Exciting”. O al menos ése el eslogan impreso en la caja de este Asus Eee PC 901, presentado en sociedad en CeBIT 2008.

A pesar de ser no ser más que una frase de marketing, este cambio se corresponde con un fenómento real: esos miniportátiles baratos que nacieron como respuesta al portátil de los cien dólares han acabado convirtiéndose en una moda. Aunque al final no son tan baratos como prometían, según IDC este año se venderán 3,5 millones de estas máquinas, siendo ellas solas las responsables del 20% del crecimiento anual de toda la venta mundial de ordenadores.

Puede que la venta de PCs, sobre todo de portátiles, sea de lo poco que sigue creciendo a pesar de la crisis. Pero algo deben tener estos pequeñines para que casi todos los grandes fabricantes hayan acabado por seguir los pasos de la firma de Taiwán, la primera que tomó el testigo de los malogrados OLPC y Classmate PC de Intel. En este artículo repasaremos nuestras impresiones después de trastear varios días con este equipo de carcasa blanca y pantalla de 9 pulgadas.

Colores y espacio mejor aprovechados

Hablamos de un equipo de carcasa blanca porque así es la unidad que hemos probado. Pero este mismo modelo está disponible también en negro plano y dos acabados con detalles estampados en rojo y verde pistacho. El diseño cada vez cuenta más en las decisiones de compra, y el colorido variado es una de las tácticas más habituales por parte de los fabricantes.

Cuando decimos que se ha aprovechado mejor el espacio, lo hacemos en comparación con el primer Asus que se distribuyó oficialmente en España: el Asus Eee PC 4G. Mantiene unas dimensiones muy parecidas (225 x 125.5 x 22~39 mm), pero han tenido el buen criterio de retirar los altavoces a cada lado de la pantalla.

Por ello, la pantalla salta de 7 a 8,9 pulgadas, algo que es de agradecer para la vista. No sólo aumenta el tamaño, sino también la resolución. 1024 x 600 píxeles es una medida mucho más adecuada para navegar por páginas web. Sin llegar a la comodidad de un portátil de tamaño convencional, pero sí que se nota un avance y, además, al venir Firefox 3 preinstalado como navegador podemos hacer zoom fácilmente para acercarnos cuando sea necesario.

Conviene aclarar que una de las opciones de la pantalla viene con el sello “1024 x 768”, pero es una “falsa resolución”. Y es que lo único que conseguimos con ella es aumentar un poco el tamaño de los iconos, a cambio de tener que desplazarnos de forma vertical para ver entera la propia pantalla principal de Windows XP (el equipo también está disponible con Linux y algunas diferencias de equipamiento que explicaremos más adelante).

Lástima que las mejoras en la pantalla no vayan acompañadas por un teclado en mejores condiciones. La experiencia a la hora de mecanografiar es prácticamente idéntica a la del Asus de 7 pulgadas: muy mala. Principalmente, porque la anchura del equipo es la misma: 225 mm. y, además, no apuran los bordes al máximo. Al final, todo depende del tamaño de nuestras manos, pero en condiciones normales este teclado requiere cierta práctica y costumbre para acertar bien con los dedos. Cabe destacar el mínimo tamaño de teclas como la de la letra ñ (la imagen de la derecha es la de un teclado en configuración internacional, en la española la Ñ va justo al lado de la L).

Para que os hagáis una mejor idea, debajo os dejamos una foto comparativa entre este Asus Eee PC 901 y un Acer Aspire One. Tienen el mismo tamaño de pantalla, pero en el caso del modelo de Acer, la mayor anchura del equipo (249 mm) repercute en teclas algo más grandes y espaciadas, y por tanto más cómodas para las manos de cualquier mortal.

Buen rendimiento y excelente autonomía

A menudo criticamos que los netbooks pecan de “clónicos”, pues comparten un buen número de características internas, como el procesador Intel Atom a 1,6 GHz y la memoria RAM de 1 GB. Pero es que en honor a la verdad, tampoco necesitamos mucho más. Sólo con esto, este Asus es capaz de arrancar completamente Windows en 30 segundos. Una marca que se reduce a la mitad a la hora de cerrar el sistema.

El comportamiento de la máquina es muy fluido en todos los programas que trae instalados, como el anteriormente citado Firefox 3, Skype para videoconferencias (contamos con un botón de inicio directo para él en la parte superior del teclado) y los programas de oficina, donde conviven el software libre y el propietario (la unidad que nos ha llegado cuenta con OpenOffice y la versión “barata” del Office clásico: Microsoft Works).

Todo esto en un equipo que consigue algo menos de cinco horas de autonomía (más o menos cuatro y media). Estando conectados a Internet por Wi-Fi, navegando por páginas web y con el Messenger abierto. Algo que se consigue combinando tecnologías para ahorrar consumo (como la retroiluminación LED o el uso de discos SSD) con una batería de buena capacidad: 6600 mAH.

La batería, por cierto, es bastante más grande que la del ya viejo Asus de 7 pulgadas. Esto no llega a comprometer el peso del equipo, que apenas supera el kilo, pero sí que provoca que ya no podamos usar ese cargador similar al de un teléfono móvil que venía con el Asus Eee PC 4G. Ahora hay que hacer como con cualquier portátil: un cable conectado a la fuente de alimentación y ésta conectada por cable a la pared. En cualquier caso, tampoco tenemos que buscar un enchufe a las primeras de cambio.

Ojo con el disco

Este tipo de PCs están pensados para llevártelos a cualquier parte y realizar tareas básicas. ¿Pero básicas hasta qué punto? Aprovechando la presencia de Windows XP, decidimos hacer una pequeña prueba de fuego con este Asus: ¿qué tal funcionaría si instalásemos Photoshop? Existen recursos sencillos y accesibles desde Internet, como el binomio Picnik-Flickr o el propio Photoshop Express. Pero en un viaje de trabajo, por ejemplo, a un bloguer como el arriba firmante podría venirle bien una herramienta que proporcione más margen de maniobra y con la que pueda trabajar sin conexión.

Pues dicho y hecho. Y lo cierto es que este pequeñín pasa el examen con buena nota. Photoshop es un programa que se le atraganta a más de un PC convencional. El peso del software se nota a la hora de abrir el programa, proceso para el que este Asus Eee PC 901 invierte cerca de un minuto. Pero una vez cargado, trabaja con soltura y velocidad, incluso cargando fotos en altas resoluciones.

Claro que, para llegar a este punto, hemos tenido que solventar un pequeño inconveniente: los 12 GB de capacidad del disco duro. Para empezar, está dividido en dos partes: una de 4 GB (Unidad C) para instalar programas y otra de 8 GB (Unidad D) para guardar documentos. Algo hecho con buen criterio para evitar pérdidas de datos. Pero teniendo en cuenta los casi 3 GB que ocupan los programas que vienen de serie y el espacio libre que necesita el programa fotográfico de Adobe (sólo el archivo de instalación de Photoshop CS2 ocupa unos 360 MB), la Unidad C se queda un poco corta.

En nuestro caso, mientras trasteábamos con el Photoshop ya instalado, tuvimos que borrarlo porque no quedaba espacio para las actualizaciones periódicas de Windows. Lógicamente, esto se evita dejando la unidad C sólo para las actualizaciones, usando la unidad D para agregar el resto de programas que queramos. Pero no hubiese estado mal tener algo más de espacio. Al menos los 20 GB que trae la configuración con Linux (ambos modelos cuestan 400 euros, pero en la versión Linux, al no tener que pagar la licencia del sistema, se mete un poco más de capacidad).

¿Quién quiere este Asus Eee PC 901?

A estas alturas de la película, queda claro qué condiciones tiene que cumplir un usuario para que un netbook le resulte interesante. En primer lugar, usar otro ordenador como máquina principal ya sea en casa o en el trabajo. Este Asus es una máquina de apoyo para sacarlo de paseo, especialmente en actividades profesionales que no requieran llenar todo el disco duro de programas complejos.

SI te basta con un procesador de textos, un navegador web y, por completar con otro ejemplo, un reproductor de vídeo para ver una película en el tren, este Asus puede hacerlo. Con la ventaja de que pesa poco, te garantiza un buen número de horas de funcionamiento si lo llevas bien cargado y, lo más importante: no tienes que invertir en él las sumas astronómicas de la mayoría de portátiles ultraligeros de uso profesional.

Puntos fuertes

Un netbook conlleva sus ventajas por el simple hecho de ser un netbook. Pero resulta algo más difícil que un modelo destaque por encima de los de la competencia en aspectos concretos. En el caso de este Asus Eee PC 901, su autonomía nos ha dejado bastante satisfechos. Y en un segundo orden, conviene destacar que su equipamiento de serie incluye opciones que otras firmas suelen colocar en el apartado de mejoras adicionales, como la conexión Bluetooth integrada o la presencia de una cámara web de 1,3 megapíxeles, que sin llegar a ser una maravilla ofrece más calidad que los habituales modelos VGA.

Se puede mejorar

¿Por qué no hay una configuración del Asus Eee PC 901 con teclado más ancho y más Gigabytes de disco duro? Porque para eso hay otro modelo, el Asus Eee PC 1000H, con teclado más manejable, disco duro magnético de 160 GB y, de paso, una pulgada más de pantalla. Pero su precio sube a 450 euros, algo por encima de la mayoría de netbooks disponibles en el mercado.

Así pues, en este modelo concreto los principales inconvenientes están en el tamaño del teclado y la capacidad del disco duro. Y si analizamos globalmente la familia Eee, tenemos que hablar de una estrategia de precios demasiado altos.

Ficha técnica

Pantalla 8,9” TFT LCD (1024 x 600 píxeles)
Retroiluminación LED
Peso y dimensiones 225 x 125.5 x 22~39 mm
1,1 Kg (batería incluida)
Procesador Intel Atom N270 a 1,6 GHz
Memoria RAM 1 GB DDR2 533 MHz
Disco Duro 12 GB (SSD)
Sistema Operativo
Windows XP Home
Controles Teclado QWERTY
Touchpad
Tecla para apagar pantalla
Tecla para cambiar resolución de pantalla
Tecla para cambiar modo de consumo
Tecla de inicio rápido de Skype
Botón encendido/apagado
Control lateral de activación / desactivación de Wi-Fi y Bluetooth
Rueda de volumen
Conectividad 3 puertos USB
Lector de tarjetas de memoria SD
Salida VGA
Salida de auriculares/altavoces
Entrada de micrófono
Conexion Ethernet
Sin cables: WiFi (802.11n) y Bluetooth
Tarjeta gráfica Intel Graphics Media Accelerator 950 integrada (hasta 256 MB de memoria de vídeo compartidos con el sistema)
Cámara web
1,3 Megapíxeles
Audio
Altavoces y micrófono integrados
Autonomía Entre 4,2 y 7,8 horas
Precio 399 euros
+ info Asus
RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,