Intel ha aumentado la capacidad de sus unidades de estado sólido (SSD). De este modo, la nueva versión de la X25-M pasará a tener 160 gigabytes de capacidad de almacenamiento, el doble de los 80 gigabytes del modelo anterior. Aun cuando no llega al potencial de los 256 gigabytes en los modelos de Samsung, sigue manteniendo las mismas ventajas con respecto a los discos duros convencionales: más compacta, trabaja de forma silenciosa, reduce el consumo energético y es más resistentes a posibles golpes o caídas.

La contrapartida en esta X25-M es que, además de su memoria, también ha aumentado su tamaño hasta 2,5 pulgadas (en comparación con el factor de forma de la X18-M de 1,8 pulgadas). Por lo demás, presenta unas características idénticas. Como en la velocidad de lectura y escritura, que se mantiene en 250 y 70 megabits por segundo respectivamente. La interfaz de conexión es SATA y la duración estimada es de 1,2 millones de horas hasta que aparezcan los primeros fallos. O lo que es lo mismo, durabilidad de por vida.

Se sabe que Intel comenzará a comercializarlas a partir de enero del próximo año. Sin embargo, no se ha especificado qué precio tendrán estas nuevas X25-M cuando salgan al mercado. Desde luego que no serán baratas, pues las anteriores X18-M cuestan unos 600 euros. Y eso que tienen la mitad de capacidad.

Vía: Tec.nologia

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,