Nada más divertido que poder grabar tus peripecias bajo el agua. Es lo que puedes conseguir con estas dos nuevas videocámaras de la gama Xacti, presentadas por Sanyo en Japón. Tanto la DMX-WH1 como la DMX-CA9 recogen el testigo de la anterior videocámara acuática DMX-CA8, pero con sensibles mejoras en sus características. Como el hecho de que posean calidad 720p de alta definición, por ejemplo.

Exacto. Con cualquiera de ellas puedes registrar tus vídeos submarinos con una resolución de 1.280 x 720 píxeles. Un detalle a tener muy presente en unas videocámaras que puedes sumergir hasta un metro y medio, si se trata de la Sanyo Xacti DMX-CA9 (la que tiene forma de pistola). O incluso tres metros, en caso de que utilices la Sanyo Xacti DMC-WH1 (con aspecto más parecido a una cámara, aunque algo más tosca). Otra de sus limitaciones es que sólo pueden permanecer una hora bajo el agua. Tiempo más que suficiente, de todos modos.

El estabilizador de imagen y el detector de rostros ayudan a captar las imágenes correctamente. Un par de herramientas favorables para la DMX-WH1, que cuenta con un potente zoom óptico de 30 aumentos. Pero igualmente útiles para la DMX-CA9, aunque su zoom sea sólo de cinco aumentos. Ambas emplean el códec H.264 para las grabaciones, que son almacenadas en tarjetas de memoria Secure Digital o SDHC. Aunque también pueden captar fotos fijas en JPEG.

Los dos modelos disponen de pantalla LCD de 2,7 pulgadas, altavoz mono y micrófono (que puede dar mucho juego bajo el agua). Aparte del conector USB, la DMX-WH1 tiene un puerto HDMI para dar salida a la señal de vídeo de alta definición y conectarla al televisor. La DMX-CA9 no dispone de esa conexión específica, pero a cambio resulta algo más ligera: 250 gramos (por los 354 gramos de la otra). Además, el botón de grabar de la WH1 está situado en la parte frontal, lo que puede hacerse incómodo.

Por el momento Sanyo sólo las pondrá a la venta en Japón. En el mercado nipón estarán disponibles desde mediados de marzo. El precio de la DMX-WH1 será de 60.000 yenes (518 euros) en blanco o amarillo, mientras que la DMX-CA9 costará 55.000 yenes (475 euros) en color rojo, negro o verde.

Vía: Newlaunches

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,