Aunque parece un simple trozo de plástico retorcido, es lo último para el popular teléfono de Apple. Se trata de AirCurve, y ha sido creado por la firma norteamericana Griffin Technology. Es una base dock para el iPhone de policarbonato que funciona como altavoz. Pero funciona sin pilas ni cables ni nada. Y es que gracias a su peculiar pero ingenioso diseño, amplificará el sonido de nuestro iPhone de forma natural.

Para amplificar el sonido, usa una cámara interna con forma de espiral. De esta forma, las ondas sonoras que salen por el micrófono del iPhone, irán saliendo en esa dirección. Además, con este diseño, el sonido rebota por las paredes de la cámara de tal forma que el sonido saldrá con mayor intensidad. Y es que llega a aumentar el sonido hasta en 10 decibelios.

Pero por si fuese poco, tiene una ranura en la parte de abajo para acoplar el cable del iPhone. Así se podrá cargar o sincronizar con el ordenador sin quitarlo de la base. Y gracias a su reducido tamaño y peso, permite llevarlo a cualquier lugar, sin ningún problema.

La base se puede encontrar en la tienda oficial de Griffin Technology por tan sólo 20 dólares. Y con el cambio actual, se queda en tan sólo algo más de 15 euros. Tal vez no sea tan efectiva como otras bases dock de diseño con altavoces. Pero eso sí. Es mucho más barata y ocupa mucho menos espacio.

Vía: CrunchGear

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,