En Japón son conocidos por su amor a las miniaturas. Y si lo aplican a la artesanía, ¿por qué no a los aparatos electrónicos? Parece la filosofía de Sanko Miseal. Un miniproyector de la firma Sanko con unas dimensiones tan reducidas que puede sostenerse sobre la palma de una mano.

El miniproyector Sanko Miseal es una muestra más de que estos dispositivos no han pasado de moda. Al contrario. Ahora se busca que sean cuanto más pequeños, mejor. No es tan avanzado como el BenQ GP1, pero tampoco hay que perder de vista que su precio es bastante inferior. Por otra parte, para un profesional que quiera hacer una presentación, resulta suficiente.

Utiliza una fuente de iluminación LED blanca. Su brillo es de 25 lúmenes y el contraste, 100:1La resolución no es muy alta, 800×600. Puede proyectar una pantalla que va desde las 7 hasta las 112 pulgadas de diagonal, a un máximo de casi 5 metros de distancia. Funciona con corriente alterna y cuenta con una salida VGA para conectarlo a un ordenador. Gracias a un hueco en su parte inferior, admite un trípode. Sus medidas son 68 × 70 × 68 milímetros y pesa 270 gramos. Aunque no debemos olvidar la base.

La estación del miniproyector incluye un altavoz de 2W y siempre se puede conectar a otros dispositivos de audio. Sus medidas son 92 × 92 × 82 milímetros y pesa 220 gramos. De momento, Sanko Miseal sólo puede adquirirse en Japón. Su precio es de 39.800 yenes, unos 318  euros al cambio.

Vía: Slash Gear

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...