Retros hasta la médula. Así son los tocadiscos Audiowood. Y no sólo porque sirvan para reproducir un soporte tan viejo como el vinilo, sino porque además lo hacen con un estilo rústico a más no poder. Los fabrica un tal Joel Scilley a partir de piezas únicas de madera.

En total hay doce modelos distintos, algunos más simples y otros más elaborados. Pero para nuestro gusto, todos están bastante por encima que los tocadiscos Redpoint, estéticamente hablando.


Actualmente todos los modelos están disponibles, pero Scilley sólo acepta pedidos por teléfono. ¿Cuánto hay que desembolsar por uno de estos tocadiscos de madera? Pues los precios de partida están en torno a los 1200 dólares, unos 880 euros al cambio actual.

Teninedo en cuenta lo artesanal de los inventos y lo de piezas únicas, parece que es una buena idea. Sólo un pero. A nuestro amigo Joel se le podría haber ocurrido añadir un sistema interno para pasar los vinilos a MP3 en la línea de equipos como el Denon DP-200USB. Quizás es una propuesta menos cool, pero desde luego actualizaría y redondearía una propuesta tan original.

Vía: Gizmodo

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.