Juntar las palabras “teclado” y “ergonómico” es casi formar un epíteto (como “nieve blanca” o “hierba verde”). Una coletilla que los fabricantes añaden por defecto para presentar este tipo de accesorios. Sin embargo, en el caso de este Fujitsu KBPC E sí tiene bastante de cierto. Y es que tras ese extrañísimo nombre se oculta un no menos peculiar teclado que se divide en dos partes.

Sí, eso es. Se separa por la mitad en un ángulo de 30 grados, de modo que podamos adquirir una postura más natural en las muñecas a la hora de teclear. Con ello conseguiremos evitar posibles lesiones en los brazos y en los hombros. Y de paso, repasar un poco esos conceptos de mecanografía, adjudicando a cada mano las teclas que le corresponden por norma.

Además de la separación horizontal, el teclado puede ajustar su inclinación vertical entre seis y doce grados, a gusto personal de cada usuario. Sin olvidar que, para que la posición sea lo más cómoda posible, incluye una bandeja sobre la que reposar las muñecas.

Por lo demás no se diferencia en exceso de un teclado corriente de los de hoy en día (ni tampoco de los del siglo pasado), que funciona conectándose al ordenador a través del puerto USB. El precio de mantener nuestras manos saludables es de 40 euros, que es lo que cuesta este Fujitsu KBPC E.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,